Lunes, 20 de Agosto de 2018

Formulario de búsqueda

    Las negociaciones se atascan otra vez

    Bruselas empieza a perder la paciencia con el Reino Unido

  • Michel Barnier, negociador jefe de la Unión Europea
    Noticias Gibraltar

    Crece el enfado de Bruselas con el Reino Unido: la negociación del Brexit que empezó en la memorable foto del ministro británico sin un solo papel sobre la mesa se encuentra, en este momento, estancada y con la Comisión Europea acusando a Londres de situarse en una postura fantástica en la que quiere irse y a la vez quedarse.

     

    Fuentes comunitarias acusan a Reino Unido de no asumir las consecuencias de sus propias decisiones y los británicos explican que es una cuestión de falta de flexibilidad de Bruselas.

     

    El problema es que todos los temas que estaban en vías de cerrarse han vuelto a abrirse por completo: Londres no quiere reconocer la primacía del Tribunal de Justicia de la UE, quiere más prórroga para la frontera de Irlanda y la unión aduanera, mayor integración comercial en el mercado común tras el brexit, seguir en los sistemas de seguridad europeo (europol y euroorden), mantenerse en los programas de I+D europeos y hasta en el sistema de navegación por satélite “Galileo”, además de acceso privilegiado a la información de la UE y participación en las decisiones comunitarias de seguridad.

     

    Bruselas empieza a perder la paciencia con los vaivenes negociadores británicos y ya ha advertido, en privado desde fuentes de la Comisión Europea y en público mediante declaraciones del negociador jefe Barnier, que el Reino Unido se está jugando el tratado de salida y el período de transición.

     

    Barnier, ha criticado lo que ha definido como “el juego del escondite” que Londres está llevando a cabo con la Unión Europea y también lamenta las críticas constantes británicas a las posturas generales ya conocidas de la Unión Europea, en un “juego de las culpas”.

     

    Los plazos se agotan, la próxima reunión del Consejo Europeo en el que se esperaba tener más aclarada la negociación será en la segunda quincena del próximo mes y, no sólo no hay nada resuelto, sino que temas que se creían pendientes de detalles han vuelto a abrirse por completo.