Lunes, 18 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Se pregunta cómo va a costear sus proyectos el gobierno

    Clinton (GSD) da por hecho el adelanto electoral en Gibraltar para el año próximo

  • Roy Clinton, actual portavoz del GSD
    Noticias Gibraltar

    Cada vez son más los rumores que siguen circulando en el entorno político de Gibraltar sobre la posible convocatoria de elecciones, por decisión del ministro principal, Fabian Picardo, para el año 2018. El Brexit y toda su incertidumbre, además de los macroproyectos que está anunciando el Ejecutivo, unido a las favorables encuestas que tiene el gobierno actual, invitan a pensar que habrá comicios el próximo año.

    El actual líder de la oposición, Roy Clinton, que compagina su trabajo en el Parlamento con su campaña, también ve muy factible esta posibilidad. Así lo ha confirmado a Noticias Gibraltar. “Si tuviese que apostar diría que en octubre o noviembre de 2018, pero el gobierno ya ha anunciado muchos proyectos ambiciosos”, entre ellos 1.600 viviendas públicas, ocho colegios, cambios en el GHA y otras medidas. “Esto indica que en dos años parece complicado hacerlo, por lo que se puede llamar a las urnas”.

    Todo ello en un escenario económico que como él viene denunciando no es el mejor debido al enorme gasto que ha llevado a cabo el gobierno de Picardo. “Digamos que estamos en una situación cuestionable”. Incide Clinton en la falta de respuesta del Ejecutivo “sobre cómo va a costear estos proyectos y hay que sumar la deuda que arrastra”.

    La última vez que el economista del GSD habló de la deuda del gobierno gibraltareño la cifró en un billón de libras (mil millones europeos), sin encontrar réplica de los gobernantes. “Seguimos con muchas preguntas pendientes y con falta de transparencia”.

    Por todo ello, Clinton entiende que “esos anuncios, para los que estamos en política, tienen dos lecturas. una es pedir cuatro años más para ejecutarlos y, la otra, es simplemente no hacerlo, aunque todo es muy atractivo para los votantes”.

    Clinton, acompañado del miembro de la ejecutiva William Anidjar-Serfaty, que sigue trabajando con ambos candidatos para beneficio del partido, también hizo referencia a cómo divide el tiempo, actualmente, en su doble faceta. “Bueno es como una campaña de elecciones, creo que es un buen ejercicio para cuando lleguen las generales”, en una nueva alusión a que los gibraltareños serán llamados a votar antes de lo previsto.

    En relación con la campaña interna, admite que ha servido para revitalizar el partido, ya que hay mucho interés por parte de los afiliados, pero espera que, a partir del día 1 de diciembre, gane el que gane, aunque él espera ser elegido, el GSD sea más fuerte.

    “Lo que es importante es que hay un interés real en el futuro y creo que todo el mundo va a votar a su candidato preferido. Tanto Keith como yo hemos expuesto nuestros planes para el futuro del partido”, obviamente, añade, “creo que mi proyecto es realizable y por ello espero ejecutarlo en un plazo corto de tiempo”. De no ser así, Clinton ya ha dejado claro que seguirá en el partido.