Miércoles, 15 de Agosto de 2018

Formulario de búsqueda

    Advertencia de Theresa May

    Crecen las posibilidades de una salida británica sin acuerdo con la Unión Europea

  • Theresa May, el día que firmó la comunicación oficial de la salida británica de la UE
    Noticias Gibraltar

    La primera ministro británica cree que es posible una salida de la Unión Europea sin acuerdo final, después de la falta de respaldo a su plan: “Nos arriesgamos a terminar sin Brexit en absoluto". Esta posibilidad aumenta las inquietudes en los sectores económicos gibraltareños.

     

    Theresa May, en un artículo de opinión divulgado el sábado en la web del “Mail on Sunday”, afirma que "este es un momento para ser práctico y pragmático, respaldando nuestro plan para sacar a Gran Bretaña de la Unión Europea el 29 de marzo del próximo año". El plan de May, calificado por su exministro de Exteriores, Boris Johnson como “una mierda”, no ha conseguido satisfacer a los parlamentarios y ministros más contrarios a la UE, provocando las dimisiones del ya citado Johnson y de David Davis, ministro del Brexit.

     

    La alarma que ha disparado May este fin de semana ha corrido como la pólvora en sectores económicos y empresariales afectados, como por ejemplo el principal grupo industrial alemán VDMA, cuyo director gerente, Thilo Brodtmann, ya ha avisado que “es urgente prepararse para el Brexit y esperar el peor de los escenarios” o Joachim Lang, director gerente de BDI, el mayor grupo de presión de la industria alemana, que recomendó “planificar para el escenario en el que no haya acuerdo”.

     

    También en despachos profesionales y sectores económicos gibraltareños preocupa la deriva que está tomando la salida británica de la Unión Europea ya que, a pesar de las promesas realizadas desde Londres, no hay certeza de que se puedan mantener en el futuro, máxime cuando el caso específico de Gibraltar no es precisamente una de las preocupaciones prioritarias en las negociaciones británico-comunitarias.

     

    La presión de los parlamentarios más duros y la desautorización de su plan ha llevado a Theresa May a realizar el aviso de que “deberíamos prepararnos para no lograr ningún acuerdo; no hacerlo sería extremadamente irresponsable”. Y también recuerda que su criticado plan es un “plan completo con un conjunto de resultados que no son negociables”.

     

    De momento, el presidente estadounidense Donald Trump ha aliviado la tensión con el gobierno británico y, según la propia May, “ha dejado claro que quiere un acuerdo comercial y ahora confía en que podremos hacerlo”.

     

    De momento, todo está en el aire entre negociaciones y enfrentamientos, a la espera de que una próxima votación en el Parlamento británico aclare, si es posible, las cada vez mayores incertidumbres sobre el futuro comercial británico y, por ende, gibraltareño.