Sábado, 16 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Los defensores del pueblo se comprometen a trasladar la situación de La Línea a todas las Administraciones

  • Los defensores del pueblo y el alcalde al fondo
    Noticias Gibraltar

    SOS humanitario", "visita histórica cuando tenga consecuencias", "La Línea no puede ser la gran olvidada" o el "Brexit afecta a Gibraltar, pero no se puede separar de La Línea". Esas fueron algunas de las sentencias que tanto el alcalde, Juan Franco, como los defensores del pueblo español, Francisco Fernández Marugán, y andaluz, Jesús Maeztu, invocaron en la rueda de prensa de esta mañana en el consistorio linense, tras una intensa jornada de trabajo que arrancó en la noche del martes pasado.

     

    Fernández Marugán y Maeztu recibieron información de primera mano tanto desde el ámbito político, se reunieron con todos los portavoces municipales, como el social. Vecinos, empresarios y el colectivo de trabajadores españoles en Gibraltar, Ascteg, también tuvieron ocasión de departir con los representantes de las dos instituciones. “Nosotros no somos administración” recordó el defensor estatal quién admitió “no conocer los problemas de la ciudad”. Algo que ya se ha corregido.

     

    Marugán aseguró que la situación “puede ir a peor” con el Brexit. “Se trata de poner sobre la mesa los derechos de los ciudadanos y les pedimos a los negociadores de la salida que tengan en cuenta eso”. Así lo van a trasladar tanto al Gobierno central, Junta de Andalucía y al encuentro de defensores europeos que tendrá lugar próximamente.

     

    Maeztu, por su parte, hizo mención a la definición de “histórica” que se le había dado a la visita de ambos defensores. “Será histórica cuando La Línea vea la luz y si se toman las medidas necesarias”. El dirigente andaluz, que ya había mantenido un encuentro con Juan Franco hace unos meses, entiende que hay un buen punto de partida. “Hemos apreciado que existe unidad de acción política” y eso es un aval. Subrayó que el Brexit “no lo quería nadie, ni Gibraltar ni nosotros, pero se ha producido y ahora hay que tener en cuenta su afección en la ciudad”.

     

    Para Franco la visita puede ser un punto de inflexión ya que “la voz de un alcalde llega donde llega, pero ahora hemos internacionalizado el conflicto”. Tras esto, aludió a que ni mucho menos quería comparaciones con el asunto catalán, pero considera que los dos defensores pueden ser de gran ayuda para que las administraciones competentes tomen conciencia de la situación a la que se enfrenta la ciudad frontera con Gibraltar.