Sábado, 21 de Julio de 2018

Formulario de búsqueda

    Definitivo: la UE no negocia Gibraltar y cualquier acuerdo futuro depende de España

  • Donald Tusk presidente del Consejo Europeo de la UE
    Noticias Gibraltar

    El documento de la Unión Europea para el Brexit, que ya ha sido entregado a los estados miembros, deja claro que no se abordará la situación de Gibraltar y que cualquier acuerdo que pudiera haber para el futuro tendrá que contar con la aprobación de España.

     

    El documento sigue las directrices del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y está prevista su confirmación en la próxima cumbre extraordinaria del 29 de abril en Bruselas en la que, como es lógico, ya no estará Reino Unido.

     

    “Una vez que Reino Unido deje la Unión –dice el texto— ningún acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido se podrá aplicar al territorio de Gibraltar sin el acuerdo entre España y Reino Unido”.

     

    Esto significa no sólo que Gibraltar está excluido del ámbito de la negociación entre la Unión Europea y el Reino Unido (de ahí su ausencia en la carta de Theresa May que comunicaba el inicio del Brexit) sino que tampoco podrá ser negociado ningún asunto de manera bilateral entre Londres y cualquier estado miembro hasta que haya un acuerdo final y que, de forma específica, todo lo concerniente al Peñón deberá contar con el visto bueno de España.

     

    Dastis: “Habrá algunos inconvenientes más de los que tienen ahora”

     

    El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ya había venido adelantando que España “no admitirá ninguna disposición que perjudique” su posición sobre la soberanía de Gibraltar o que influya “grave y desproporcionadamente” en los intereses económicos de los españoles.

     

    Dastis, en declaraciones recientes, había vuelto a plantear la propuesta de negociación bilateral con Londres y, en concreto, respecto a la frontera: “Estamos dispuestos a hablar de este asunto porque queremos salvaguardar los intereses y bienestar de la población que vive en el Campo y que trabaja en Gibraltar; nuestro enfoque es pragmático y constructivo, si Gibraltar prefiere quedarse fuera de la UE para no tener que entrar en estas discusiones, allá ellos, pero creemos que estarán peor”.

     

    “No pretendemos amenazar con nada especial –aclaró—pero no van a tener la libre circulación ni el libre establecimiento, sino el régimen que determinemos y es previsible que no sea exactamente igual y que tengan algunos inconvenientes más de los que tienen ahora”.