Jueves, 21 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    El delegado de Exteriores se reúne, por primera vez, con el colectivo de trabajadores en Gibraltar

  • El paso de la verja apenas registra colas en estos días. La imagen es de hoy
    Noticias Gibraltar

    La asociación de trabajadores españoles en Gibraltar (Ascteg) ha mantenido una reunión con el nuevo delegado de Exteriores en la comarca, el diplomático Fernando Morán, por iniciativa de éste y después de que se hayan producido nuevas quejas públicas por las colas en la verja de La Línea.

     

    Es la primera reunión de este tipo que mantiene el delegado del ministerio de Exteriores en la comarca ya que tampoco consta que su antecesor en el cargo, Julio Montesino, lo hiciera durante su etapa por lo que parece una nueva política del Gobierno de España cara a este colectivo y sus reivindicaciones.

     

    Morán, según han explicado desde Ascteg, se ha interesado por las colas en la verja y por la situación de los trabajadores transfronterizos, tanto españoles como de otros países de la Unión Europea.

     

    En la reunión, también se abordó, por parte de los representantes de los trabajadores, la necesidad de mejorar la aduana comercial y el posible refuerzo de agentes de la Policía Nacional para agilizar el paso de personas y vehículos.

     

    En este sentido, cabe resaltar que el subdelegado del Gobierno en la provincia de Cádiz, Agustín Muñoz, ha minimizado los últimos problemas para cruzar la frontera que se habían denunciado por parte de políticos, colectivo de trabajadores y sindicatos.

            

    Puntualmente se puede producir algún problema, pero tenemos las estadísticas y, en el caso de los vehículos, las esperas no llegan a 15 minutos”. En cuanto a los peatones, Muñoz, hace un llamamiento a utilizar “la frontera inteligente”. Un proyecto en el que se invirtieron más de siete millones de euros pero que, en determinadas ocasiones, parece no solventar las retenciones.

     

    La realidad es que la fluidez ha vuelto a la frontera desde hace días, aunque la duda estriba en si la situación se mantendrá en las próximas semanas, con la campaña de Navidad a la vuelta de la esquina, o regresarán los inconvenientes para entrar y salir del Peñón.