Miércoles, 15 de Agosto de 2018

Formulario de búsqueda

    Ecologistas advierten de la mala calidad del aire en la comarca

  • En Cosas,
    Los ecologistas advierten de la mala calidad del aire en la comarca
    Noticias Gibraltar

    Ecologistas en Acción advierte en su informe de la calidad del aire en España en 2017 de la mala calidad del que respira el 97 por ciento de la población estatal, según sus datos. En cuanto a la comarca del Campo de Gibraltar, señalan que se superó el valor recomendado de partículas en suspensión y dióxido de azufre en la gran mayoría de estaciones de medición, superando en La Línea y San Roque el límite legal para las partículas de mayor tamaño.

    Este informe advierte de que en 2017 se ha producido un aumento general de los niveles de contaminación por partículas en suspensión (PM10 y PM2,5), dióxido de nitrógeno (NO2), ozono troposférico (O3) y dióxido de azufre (SO2), el segundo desde el inicio de la crisis económica en 2008, lo que explica el sensible empeoramiento de la situación y la mayor población y territorio afectados.

    Si se toman los estándares de la normativa española y europea, más laxos que las recomendaciones de la OMS, la población que respiró aire contaminado por encima de los límites legales fue de 17,5 millones de personas, un 38 % del total y medio millón de afectados más respecto a 2016. Es decir, dos de cada cinco españoles respiraron aire que infringe los límites que marca la ley. Y la superficie expuesta a niveles de contaminación que dañan la vegetación alcanzó 296.000 km2, un 59 % del Estado y 40.000 km2 más que en 2016.

    Las partículas (PM10 y PM2,5), el dióxido de nitrógeno (NO2) y el dióxido de azufre (SO2) en el aire afectaron a cuatro quintas partes de la población del Estado. Siguen, por tanto, siendo una seria amenaza para la salud. Las áreas de Algeciras, Avilés, Bailén, Barcelona, Bilbao, A Coruña, Gijón, Granada, Madrid, Marbella, Murcia, Puertollano, Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Talavera de la Reina y Villanueva del Arzobispo, y la mayor parte de Canarias, superaron en 2017 los límites legales para alguno de estos contaminantes.

    Reclaman los ecologistas que la contaminación del aire debería abordarse como un problema de primer orden. Cada año se registran hasta 30.000 muertes prematuras en el Estado español por afecciones derivadas de la contaminación del aire, según la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA). La información a la ciudadanía no es ni adecuada ni ajustada a la gravedad del problema.

    Continúan recordando que los Planes de Mejora de la Calidad del Aire y los Planes de Acción a corto plazo para reducir la contaminación son obligatorios según la legislación vigente. Pero, en muchos casos no existen, y en otros son inefectivos por falta de voluntad política. El Plan Aire II del Gobierno Central no es más que un documento de buenas intenciones, sin rango legal, ni mecanismos eficaces, ni financiación, según los ecologistas, y además “evita además abordar el problema del exceso de ozono, negligencia administrativa que Ecologistas en Acción ha llevado a la Audiencia Nacional”.