Viernes, 25 de Mayo de 2018

Formulario de búsqueda

    Ecologistas instan a ayuntamientos a modernizar las políticas de tráfico sobre el uso de la bicicleta

  • En Cosas,
    Una familia de paseo con sus bicicletas

    Quien mueve el pedal, mueve el corazón. Con esa premisa por delante, Verdemar Ecologistas en Acción y el Laboratorio Urbano de la Bicicleta han emitido un comunicado en el que manifiestan que los ayuntamientos “no consideran que la bicicleta sea un medio de transporte más y no es tenida en cuenta en el diseño de las calles, la organización de la circulación, los cruces semafóricos o la provisión de aparcamientos para las mismas”. Así, instan a los consistorios a modernizar las que ellos denominan “políticas de tráfico”.

    Ambas entidades toman como referencia en el Campo de Gibraltar a los municipios de Los Barrios, Tarifa y el centro de La Línea, cuya actuación para modernizarlos con zona de preferencia peatonal y ciclista no necesitaría obra alguna ni intervención de una infraestructura, opción más cara y de mayor impacto.

    En su comunicado, Verdemar y LUB matizan que “según la Unión Europea, la mitad de los viajes que se realizan en coche en nuestras ciudades son recorridos de menos de tres kilómetros, algo que costaría recorrer en bicicleta sólo unos pocos minutos. Además, la velocidad media de circulación no supera en muchas ciudades los 15 km/h, velocidad fácilmente superable con una bici”.

    Además, también recuerdan que “en muchas pruebas comparativas de medios de transporte, se obtiene el mismo resultado una y otra vez: que la bicicleta es más rápida, más eficaz en el consumo energético y menos cara que cualquier otro medio de transporte urbano para distancias por debajo de los 6-8 kilómetros. Sólo hace falta que se permita a las bicicletas circular en condiciones de confort y seguridad”.

    Los colectivos sociales entienden que los indudables retos de la movilidad sostenible pasan por la recuperación del uso de la bicicleta para coadyuvar a paliar los numerosos problemas ambientales y sociales inherentes a la vida ciudadana. Ello es así porque la utilización de la bicicleta aporta, frente a la motorización, “beneficios colectivos como la reducción de la contaminación y de la energía consumida, menor emisión de ruidos e impacto sobre las vías, así como menor peligrosidad, lo que repercute en su conjunto en una mejora de la salud y de las relaciones sociales”. 

    Por último, apelan a los beneficios físicos que conlleva el uso de la bicicleta, pudiendo ser usada por personas de cualquier edad, y siendo “un ejercicio excelente para el sistema cardiovascular porque disminuye la presión arterial y mejora el riego sanguíneo, reduciendo el riesgo de infarto a la mitad y siendo también beneficioso para el sistema respiratorio”, entre otros beneficios.

  • Datos

    5

    La nueva directriz 5, aprobada el 29 de enero de 2018, aclara que Gibraltar no podrá participar del período transitorio ni del marco futuro de relaciones entre UE y Reino Unido sin acuerdo previo de España. "Estas directrices de negociación, como el primer conjunto de directrices de negociación, deben respetar plenamente los apartados 4 y 24 de las directrices del Consejo Europeo de 29 de abril de 2017, en particular por lo que se refiere a Gibraltar”.