Miércoles, 15 de Agosto de 2018

Formulario de búsqueda

    El Grupo Transfronterizo quiere una reunión oficial con el ministro de Exteriores

  • El ministro de Exteriores español en una reciente sesión parlamentaria
    Noticias Gibraltar

    El Grupo Transfronterizo (GT), entidad formada por colectivos sociales, sindicatos y empresarios de ambos lados de la frontera de Gibraltar, sigue dando pasos, lentos pero seguros, en su propósito por mejorar las relaciones entre la colonia y el Campo de Gibraltar.

    Lógicamente el Brexit, y la incertidumbre que genera en todos los ámbitos relacionados de una u otra forma con el Peñón, ha ralentizado el avance que habían tenido en los últimos tiempos. En su última reunión, hasta ahora,  los representantes del colectivo, encabezados por el presidente, Alfredo Vasquez, abordaron desde su punto de vista el escenario que puede plantearse con la salida del Reino Unido de la Unión Europea, pero además siguen avanzando en proyectos que se están gestando desde que se organizaron hace ya algunos años.

    El principal, y para que el que tienen elaborado un memorándum que incluso obra en poder de dirigentes políticos tanto nacionales como autonómicos, es la constitución futura de una Asociación Europea de Cooperación Transfronteriza (AECT). Una iniciativa a la que incluso el ministro principal gibraltareño, Fabian Picardo, ha mostrado su apoyo pero que no acaba de conformarse.

    Abogados y expertos en la materia están trabajando sobre varios ejemplos que funcionan en otro puntos de España, como por ejemplo las relaciones de Ayamonte con Portugal, aunque todo el articulado se debe adaptar a las particularidades de las relaciones España-Gibraltar.

    Asimismo, el GT cambiará en las próximas semanas de presidente. El sustituto de Vasquez será el nuevo secretario comarcal de CCOO, Manuel Triano. El cargo es rotatorio cada seis meses y Triano será la cuarta persona que ocupe ese puesto que se va intercambiando entre representantes del área de la Bahía de Algeciras y el Peñón.

    Una de las primeras medidas que va a adoptar el nuevo mandatario es, según han confirmado diversas fuentes, pedir, mediante escrito oficial una reunión con el nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis.

    El objetivo es presentar el proyecto de AECT, así como exponer el trabajo realizado en estos años e informar al ministro de las iniciativas que en materia de cooperación se pueden poner en marcha. En este ámbito, aluden a la cultura, economía, deporte, sanidad y otras que sirvan para mejorar, no sólo la relaciones sociales, sino el ámbito económico y laboral.

    El GT tiene claro que no va a entrar en la disputa política, ni mucho menos en el tema de la cosoberanía, pero sí aboga por separar los asuntos de Estado, de los que día a día se viven en la zona.

    En cualquier caso, la actividad del grupo se ha visto mermada, notablemente, en los últimos meses debido al Brexit, si bien los contactos entre los miembros del mismo no han cesado.