Lunes, 18 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    El GSD reclama, otra vez, transparencia en las cuentas públicas de Gibraltar

  • Roy Clinton portavoz económico en el partido de la oposición, GSD
    Noticias Gibraltar

    El principal partido de la oposición en Gibraltar, el GSD, sigue en su lucha por la transparencia en las cuentas públicas y ha denunciado, una y otra vez, la enorme deuda que está acumulando la administración local por lo que considera el despilfarro del gobierno de Fabian Picardo.

               

    El responsable económico del GSD, Roy Clinton, quien se ha convertido en el azote del gobierno, sin conseguir respuesta gubernamental a sus exposiciones y denuncias más allá de la negación sistemática, ha encontrado el respaldo más allá de la colonia.

               

    Ha sido el vicepresidente de la Asociación Parlamentaria de la Commonwealth, Lord Foulkes, quien ha recomendado recientemente la puesta en marcha en el Peñón de un Comité de Cuentas Públicas. Petición que ya elevó al parlamento el propio Clinton en octubre del pasado año y que, como tantas otras iniciativas, fue rechazada.

               

    Ya hemos denunciado en varias ocasiones que no hay transparencia en las cuentas y que la situación no es ni mucho menos tan idílica como se quiere hacer ver”. La recomendación de Foulkes es “bienvenida” pero lamenta que “el gobierno no haya sido capaz, por sí mismo, de ponerla en marcha”.

               

    Pese a que Picardo y su gobierno insisten en que toda la información se puede obtener, Clinton recalca, también una y otra vez, que “no es así”. Subraya el economista que “no se da información detallada en lo que al ámbito financiero respecta”.

               

    La falta de información y de trasparencia en el gobierno Picardo no es una queja que alcance solo a la cuestión de la deuda pública, sino que también se extiende a otros asuntos como Medio Ambiente, Transportes y hasta en todo lo concerniente al Brexit. En más de una ocasión, representantes de GSD, incluyendo a su líder Daniel Feetham, han denunciado que conocen más detalles de lo que está haciendo de cara a ese proceso por las visitas de parlamentarios británicos que por lo que sale de Convent Place.