Sábado, 16 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    No quiere un cambio "a peor"

    España confirma que habrá mejoras para los trabajadores transfronterizos si hay acuerdo bilateral

  • Jorge Toledo es el secretario de Estado para Asuntos Europeos
    Noticias Gibraltar

    El secretario de Estado de Asuntos Europeos, Jorge Toledo, ha asegurado en una comparecencia en la Comisión Mixta Congreso-Senado para la UE, que el Gobierno de España negociará con el de Reino Unido "en su momento" para que los trabajadores de Gibraltar no tengan ningún cambio "a peor" como consecuencia del Brexit. Así, deja abierta la posibilidad de negociar para el peñón el mismo periodo transitorio que se acuerde con Londres una vez el Brexit sea una realidad.

    En este sentido, Toledo afirmaba que "a menos que hablemos Reino Unido y España bilateralmente, el 30 de marzo de 2019 no se aplica (en Gibraltar) nada, ni periodo transitorio ni nada, pues bien, esto que podría causar mucha incertidumbre (...) que no se preocupen que vamos a negociar con Reino Unido en su momento", ha asegurado. Su objetivo es que si los habitantes de la comarca sufren algún cambio, que sea "a mejor".

    Esta afirmación, realizada en sede parlamentaria, es coherente con las directrices negociadoras establecidas por la Unión Europea y deja en evidencia que los acuerdos recientemente adoptados entre Londres y Bruselas para la salida británica no son aplicables a Gibraltar que, de hecho, no es mencionado en ningún momento, a pesar de las invocaciones al punto 15 que han hecho varios dirigentes locales, como José Ignacio Landaluce y Luis Ángel Fernández.

    La intervención del secretario de Estado ha consistido, principalmente, en informar del Consejo Europeo de este final de semana, en el que con “toda probabilidad”, según sus propias palabras, se decidirá que los progresos en las negociaciones son suficientes como para pasar a la siguiente fase. Toledo recordó que el negociador europeo, Michel Barnier, ha declarado haber conseguido el 95% de los objetivos de la UE, destacando que los derechos de los ciudadanos quedan "razonablemente garantizados".