Lunes, 16 de Julio de 2018

Formulario de búsqueda

    La europarlamentaria Moody califica de “vergüenza” que el gobierno británico no aclare la posición de Gibraltar en la UE

  • La eurodiputada británica Clare Moody
    Noticias Gibraltar

    La europarlamentaria laborista británica Clare Moody considera que "es una vergüenza que el gobierno del Reino Unido no haya aclarado la posición de Gibraltar como parte del acuerdo de transición en marzo".

     

    Clare Moody es miembro del Parlamento Europeo por la región británica del Suroeste de Inglaterra, circunscripción que también representa a Gibraltar, y se encuentra en el Peñón para participar en unas conferencias organizadas por el sindicato Unite sobre el Brexit que han sido inauguradas esta mañana por su secretario regional Peter Hughes y en las que también ha participado el ministro principal Fabian Picardo.

     

    La señora Moody ha realizado unas declaraciones previas al periódico local Gibraltar Chronicle en las que llama la atención su posición, muy crítica, con el gobierno británico en cuanto a las negociaciones europeas y en la defensa de Gibraltar, que calificó de “fracaso” y “lamentable”.

     

    La europarlamentaria ha planteado que es “vital” la presencia del gobierno de Gibraltar en la mesa de las conversaciones y que, “como el ministro principal Fabian Picardo ha dicho, no puede haber un regreso a un proceso bilateral en las conversaciones entre el Reino Unido y España sobre Gibraltar”.

     

    Las conversaciones bilaterales, no obstante, son en este momento la única vía para incorporar a Gibraltar en el período de transición y en los acuerdos futuros del Brexit, dado que la posición de la Unión Europea se ha mantenido inalterable al respecto desde el principio del proceso de salida, invocando una y otra vez la Cláusula 24 que exige la aceptación previa de España para cualquier aspecto que afecte al Peñón.

     

    La política laborista ha destacado como aspectos relevantes de la negociación que afecta a Gibraltar el aeropuerto, los servicios fiscales y los controles fronterizos