Sábado, 16 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Un millón de trabajadores abandonarán Reino Unido

    Fracasa la tercera ronda negociadora del Brexit: ‘no hay progresos significativos’

  • La bandera de Gran Bretaña es izada en la sede de la Unión Europea
    Noticias Gibraltar

    Aunque las expectativas eran mínimas, tampoco se esperaba que el fracaso de la tercera ronda negociadora sobre el Brexit fuera tan evidente. “No hay progresos significativos”, dice el negociador de la Unión Europea, Michel Barnier; conclusión que el ministro británico David Davis cambió por “todavía hay diferencias significativas”. Mientras, un estudio de KPMG revela que Reino Unido perderá un millón de trabajadores tras el Brexit, una fuga laboral de la que no se puede excluir Gibraltar.

     

    Un Barnier visiblemente frustrado reconocía que “no iba a ser fácil”, pero después de casi seis meses de inicio del proceso y tres rondas de tanteo entre las partes sólo se ha avanzado en cuestiones secundarias. El grado de decepción de los negociadores comunitarios es tal que el propio Barnier planteó la posibilidad, cada vez más repetida, de que se llegue al 29 de marzo de 2019, fecha definitiva de salida, sin un acuerdo para la salida ordenada del Reino Unido, lo que obviamente tendría “consecuencias”.

     

    Menos incómodo parecía el negociador británico, el ministro Davis, quien espera que las “diferencias significativas” puedan ser superadas porque esta tercera ronda había sido, a su criterio, “productiva”. Invocó de nuevo la necesaria “flexibilidad” de las partes y, dijo, que el enfoque británico es “más pragmático y flexible” que el de la UE.

     

    Está claro que Davis no se siente incómodo con esta falta de avance cuando ya se ha consumido una cuarta parte del tiempo de negociación, posiblemente porque forme parte de su estrategia negociadora, pero tampoco parece que la Unión Europa vaya a “flexibilizar”, que en el fondo es ceder, sus directrices negociadoras.

     

    A quienes sí les angustia el paso del tiempo y la ausencia de avances reales es a las empresas y a los trabajadores afectados por el proceso de salida. Un informe de la consultora KPMG afirma que el Brexit amenaza la continuidad de un millón de puestos de trabajo solo en el Reino Unido.

     

    Las cifras del informe KPMG trasladadas a Gibraltar, donde los efectos del Brexit serán más específicos porque aún quedaría pendiente de resolver su estatus futuro, supondría la fuga de un 35% de su mano de obra transfronteriza y las dudas de un 8%, un golpe muy importante a la economía del Peñón.