Viernes, 21 de Septiembre de 2018

Formulario de búsqueda

    Gibraltar busca alternativas y el mercado descuenta el Brexit

  • Imagen de la conferencia marco en las Jornadas del Brexit de la Universidad de Málaga
    Noticias Gibraltar

    El Brexit avanza y Gibraltar busca alternativas para un escenario de crisis que el mercado ya descuenta, especialmente en el Reino Unido, aunque con inevitables consecuencias y posiblemente más duras en el Peñón. Estas, fueron algunas de las principales conclusiones de las jornadas de estudio que convocó en la universidad de Málaga a una veintena de catedráticos y profesores universitarios, expertos en derecho internacional.

     

    “O tratado o traslado”, señaló el catedrático Juan José Álvarez con acierto en cuanto a las únicas posibilidades reales que tiene la economía británica y gibraltareña respecto a la Unión Europea. Fue una coincidencia general que la salida del Reino Unido de la Unión Europea supondrá la salida de Gibraltar y también que supondrá la pérdida de las denominadas “cuatro libertades” (libre circulación de mercancías, trabajadores, servicios y capitales).

     

    El catedrático Juan José Álvarez alertó que “las reglas del mercado no conocen banderas ni patriotismo”, se preguntó qué va a pasar con las 30 empresas de juego que dominan el mercado internacional y que, de momento, tienen sede en Gibraltar, expuso ejemplos de inquietud empresarial y concluyó que “el mercado anticipa el Brexit” por lo que habrá traslados de empresas.

     

    La catedrática emérita Alegría Borrás apuntó las consecuencias que habrá para   personas y familias con el Brexit y la dificultad de conciliar tantas legislaciones y supuestos. La profesora Mayte Echezarreta se centró en las preocupaciones por la sanidad y sus pensiones del colectivo británico residente en España y el profesor Antonio Pastor lo hizo en las sociedades jurídicas y el control que OCDE y G20 seguirán manteniendo sobre Reino Unido y Gibraltar a pesar del Brexit.

     

    El catedrático Alejandro del Valle apuntó alguna fórmula “al estilo de los microestados” como alternativa de Gibraltar al escenario de salida británico del Reino Unido y ahondó en su fórmula de compromiso de la Ciudad de las Dos Coronas como restitución simbólica de soberanía, sin devolución alguna de territorio. En cualquier caso sí abogó por deslindar del paquete negociador la cuestión de la soberanía y centrarse en la cooperación y el paso por la verja.

     

    También el catedrático Carlos Jiménez y, parcialmente, el embajador Juan Antonio Yáñez expresaron reservas sobre la propuesta de cosoberanía. El primero planteó que las negociaciones que afectan al Brexit no tienen que ver con la soberanía y sí con un régimen de plena movilidad. El segundo reconoció que “el poder simbólico de la soberanía es muy poderoso” y que quizás fuera conveniente otras fórmulas como la administración conjunta del territorio.

     

    Sí lo tuvieron claro otros comparecientes, por ejemplo la profesora Cristina Izquierdo, quien aseguró que el desmantelamiento de la Verja sólo es posible con la incorporación plena de Gibraltar en la UE vía España o los relatos del catedrático Manuel López Escudero y el abogado del Estado Miguel Sampol que confirmaron que la única relación posible de Gibraltar con la Unión Europea, según todos los antecedentes jurídicos, es a través de un estado miembro.

     

    El catedrático Cesáreo Gutiérrez explicó que “la cosoberanía es perfectamente posible pero no parece que tenga posibilidades de salir adelante vistas las respuestas en Gibraltar y Reino Unido”. La también catedrática Paz Andrés insistió que “la postura de la ONU es clara y está consolidada respecto a Gibraltar” y consideró, por tanto, que el Brexit desactiva para la colonia el artículo 355 de la UE “y avala la bilateralidad de la ONU” por lo que cualquier escenario futuro de Gibraltar en relación con Europa deberá ser a través de una negociación España-Reino Unido.

     

    El catedrático José Martín y Pérez de Nanclares tuvo a su cargo la conferencia marco y, aunque reconoció que se está ante un proceso nuevo y complejo, hay algunas cosas que están claras, por ejemplo que ya desde las negociaciones, cuyas orientaciones generales deben ser ratificadas por unanimidad de los estados miembros europeos, Gibraltar notará sus efectos y que corre un “riesgo altísimo”.

     

    Para el conferenciante, cualquier resolución de la cuestión de Gibraltar deberá ser mediante acuerdo bilateral España-Reino Unido y la propuesta española de cosoberanía es una “ventana de oportunidad” que ya ha sido presentada a la ONU, a Reino Unido y en sede parlamentaria y que soluciona un problema “que dura ya demasiado”, beneficia a Gibraltar “porque le permite mantener sus ventajas jurídicas” y beneficia a todos “porque desaparece la Verja”.