Miércoles, 15 de Agosto de 2018

Formulario de búsqueda

    Una ley local aplicará la legislación británica de 2006

    Gibraltar tarda 12 años en resolver el conflicto de competencias en favor de la autoridad militar

  • Avión militar británico detenido en la pista de despegue por policías de Gibraltar
    Noticias Gibraltar

    El gobierno de Gibraltar ha anunciado, hoy, un proyecto de ley por el que se aplicarán "determinadas disposiciones" que el Reino Unido estableció en su Ley de las Fuerzas Armadas de 2006 y que, de haber estado vigente, habrían evitado los conflictos de competencias entre autoridades civiles y militares que llegaron hasta el bloqueo de un avión en la pista del aeropuerto por vehículos policiales gibraltareños.

     

    El proyecto de ley sólo se aplica al personal o instalaciones militares y quedan excluido de su ámbito los civiles. Establece los casos en los que la policía gibraltareña puede ejercer su jurisdicción y establece mecanismos para la cooperación entre las fuerzas policiales civiles y las militares, incluida la posibilidad de que una fuerza policial renuncie a su jurisdicción en favor de la otra.

     

    Según explica la nota de prensa del gobierno de Gibraltar, el ministro principal considera que “los acontecimientos de febrero de 2017 pusieron de manifiesto la existencia de un vacío jurisdiccional en nuestra legislación con respecto a las Fuerzas Armadas de Su Majestad. Este proyecto de ley abordará esas cuestiones al tiempo que respeta la primacía de la Real Policía de Gibraltar como principal organismo encargado de hacer cumplir la ley en todo Gibraltar y la Constitución de Gibraltar”.

     

    A pesar del énfasis que pone el comunicado del gobierno en la primacía de la Policía de Gibraltar, el proyecto de ley reconoce, como no puede ser de otra manera, que el personal militar y las instalaciones militares responden a la autoridad militar y, por tanto, a su propia policía, salvo los casos de renuncia de jurisdicción.

     

    Porque lo que hace el proyecto de ley anunciado hoy es, según su propio enunciado, transponer las disposiciones legales de la Ley de las Fuerzas Armadas británicas de 2006, con doce años de retraso, y en los que se aclaran los procedimientos y competencias jurisdiccionales entre civiles y militares.

     

    Además, el proyecto de ley ha debido pasar por el consentimiento previo del gobernador británico, ya que el Reino Unido se reserva las competencias plenas de Gibraltar en el ámbito militar, de su defensa, y de su representación exterior. De hecho, el gobernador considera este proyecto de ley “un importante paso adelante en la futura garantía y progresión del marco legislativo para todo el personal de las Fuerzas Armadas británicas y sus familiares que trabajen y vivan en Gibraltar”.