Lunes, 16 de Julio de 2018

Formulario de búsqueda

    El GSD lamenta la presión sancionadora

    El gobierno de Gibraltar pone una media de dos mil multas de tráfico al mes

  • Señal de estacionamiento limitado en Gibraltar
    Noticias Gibraltar

    El gobierno de Gibraltar ha notificado una media de casi dos mil multas al mes desde septiembre pasado, hasta alcanzar un total cercano a las 15.000 en ocho meses. El parlamentario del GSD Trevor Hammond ha puesto de manifiesto esta presión sancionadora, que se contradice con los problemas de falta de aparcamiento y regulación del tráfico que sufren los ciudadanos de la colonia.

     

    Hammond ha logrado que el gobierno le responda a una pregunta en el Parlamento sobre el incremento de multas de tráfico a vehículos, que viene siendo constatable en Gibraltar en los últimos tiempos. De hecho, y según los datos facilitados, se han notificado un total de 14.848 en los últimos ocho meses, lo que representa una presión sancionadora de 1.857 multas al mes y, por tanto, una media de 62 diarias, festivos incluidos.

     

    Esta presión sancionadora alcanza tanto a vehículos locales como extranjeros, aunque en distintas proporciones. Los datos también permiten saber que, en estos últimos ocho meses, la policía ha inmovilizado 1.119 vehículos extranjeros.

     

    Según los datos facilitados por el propio gobierno, en el periodo que abarca desde septiembre de 2017 hasta abril del presente año se han recurrido ya casi mil de esas multas y la mayoría se han retirado.

     

    Mientras los ciudadanos se quejan de la falta de aparcamientos en la ciudad, la sensación es que la presión sancionadora aumenta y cabe recordar que el propio Hammond ha pedido ya, en varias ocasiones, una reorganización de las plazas de estacionamientos públicos haciéndose portavoz de las protestas sociales.

     

    Asimismo, aunque Hammond no lo señala, algunos de estos ciudadanos han llegado a considerar que la intención del gobierno, con este incremento de multas, es recaudatorio y no precisamente el de regular y mejorar el trafico en la ciudad.