Lunes, 18 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Hammond dice que necesitan dinero para las deudas

    El gobierno de Picardo critica al GSD por denunciar que ha emitido multas erróneas

  • Trevor Hammond, parlamentario del GSD
    Noticias Gibraltar

    Una vez más el gobierno de Picardo evita contestar a la oposición política del GSD y recurre a desacreditar a quienes le critican, en este caso el parlamentario Hammond, al que acusa de hipocresía y al GSD de “subirse al carro que políticamente les conviene en cada momento”, por denunciar las 933 multas erróneas que se han emitido en poco tiempo y la política recaudatoria en cuanto a sanciones por estacionamiento de vehículos.

     

    Hammond, por su parte, dice “no describe ninguna hipocresía en la denuncia" y apunta que "el gobierno realmente parece estar asustado por éste y muchos otros problemas y ha perdido toda la credibilidad".

     

    Subraya el dirigente del GSD que Gibraltar siempre ha mostrado cierto grado de tolerancia y sentido común en un asunto tan sensible como el estacionamiento y, por ello, subraya que si ahora "el gobierno desea adoptar una política de tolerancia cero, es una decisión de ellos y les corresponde tratar con la consiguiente reacción negativa del público. Los automovilistas están hartos de ser multados por tener una rueda en una línea o regresar a un vehículo un momento demasiado tarde para encontrar que un guardián ha estado esperando ese momento para emitir un boleto". Estas son las experiencias reales de personas que han mostrado su malestar por estar sufriendo estas acciones y que así la han trasladado al GSD. "El gobierno parece no tener ningún concepto de la diferencia entre la aplicación práctica y sensible, que siempre ha ocurrido, y la tolerancia cero, castigar todas las ofensas sin importar cuán insignificante sea, que es su política", apunta Hammond.

     

    "No hay duda de que esta política les está proporcionando mucho dinero, aproximadamente tres cuartos de millón de libras al año así que, por supuesto, que van a defenderlo, necesitan encontrar ingresos de todo tipo de fuentes para pagar la montaña de la deuda que han construido, pero al menos podrían ser honestos al respecto".

     

    "Por supuesto, en este deseo de obtener dinero en efectivo, y castigar todas las ofensas del mundo, se cometen demasiados errores; 933 en poco más de seis meses, y estos son los datos realmente cuestionados. Sin duda, se pagan muchos más boletos de estacionamiento equivocados porque la gente no tiene tiempo para hacer una reclamación. Al gobierno le importa tan poco que sugieren que es normal que ocurran tantos errores. Yo diría que es inaceptable y debe parar", finaliza Hammond.

     

    La postura del gobierno

     

    Por su parte, el gobierno de Picardo había contestado en una extensa nota en la que acusa a Hammond de cometer errores y hacer una política de conveniencia y le dice al parlamentario de la oposición lo que debe y no debe hacer: “Merece creer que el señor Hammond debería acusar a los cuerpos policiales, a saber, Gibraltar Parking Management Services Limited y  a la Real Policía de Gibraltar, cuya responsabilidad es el control del estacionamiento, y  de hostigar a ciudadanos y visitantes mediante la adopción de una política de tolerancia cero en el estacionamiento ilegal . El señor Hammond realmente tiene que dejar de intentar correr con la liebre y cazar con los sabuesos, porque esto realmente no le favorece”.

     

    Relaciona las multas con las quejas de los ciudadanos y con las campañas de limpieza de las que, dice, “resultan en multas numerosas que se emiten”, pero acusa al GSD de subirse al carro que le conviene “según el argumento del GSD, si las calles están sucias, los responsables de la limpieza no están haciendo su trabajo o aquellos que son responsables de limpiar un área de vehículos no permiten que la limpieza se realice de manera eficiente. Al mismo tiempo, si se retiran vehículos para la limpieza de las calles, entonces el GSD argumenta que las autoridades están hostigando al público y a los visitantes”.

     

    Además de ponderar a los agentes de estacionamiento (PMO), el gobierno dice que “hay un margen de error que debe asumirse, que es perfectamente normal”.