Sábado, 16 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Gran Bretaña recomienda estudiar español tras el Brexit

  • En Cosas,
    El British Council considera el español como el primer idioma a aprender por los ingleses
    Noticias Gibraltar

    El British Council ha hecho público un estudio en el que se recomienda la enseñanza del castellano como primera opción ante la necesidad de mejorar las competencias lingüísticas de los británicos tras el Brexit. En ese estudio se indica que las prioridades idiomáticas son el español, chino, francés, árabe y alemán.

    Dedicado a la cultura y las oportunidades educativas, el British Council estima que Gran Bretaña debe considerar con urgencia su necesidad de convertirse en una potencia comercial más allá del continente, convirtiendo el multilingüismo en valor fundamental. Pero la realidad de los británicos dista mucho de ser, precisamente, una Torre de Babel. Así, el informe advierte de la escasa enseñanza en cuanto a idiomas del país de Shakespeare.

    Los anglo parlantes deben, según este estudio, abandonar la idea de que el inglés es el idioma internacional de los negocios, y deben entender la importancia de aprender otras lenguas, pues es fundamental contar con ciudadanos capaces de reforzar las relaciones económicas, políticas y culturales del país con sus vecinos europeos.

    El diario ABC, en contacto con Teresa Tinsley, ponente de este informe, afirma que la fortaleza del español que les ha llevado a ponerle el primero de la lista es una mezcla de factores«Primero está el turismo, puesto que España es el primer destino de los británicos (por ese motivo es el primer idioma en la enseñanza para adultos, mientras que en las escuelas es todavía el segundo, tras el francés)». 

    Además, está el hecho de la cantidad de países que hablan español, «lo cual es una evidente ventaja» de carácter diplomático y comercial. «Hay que entender que el inglés es lingua franca en foros multinacionales, pero que en las relaciones bilaterales y comerciales las dos lenguas cobran gran importancia», asevera Tinsley. Y añade: «Además, el español es una de las lenguas de la ONU».

    Para Tinsley, el Brexit ha hecho aflorar contradicciones y paradojas pero «hay que tener claro que no vamos a ningún lado sin mejorar nuestra competencia lingüística, para que el Brexit sea un éxito necesitamos hablar más lenguas».