Jueves, 21 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    El Grupo Transfronterizo se preocupa porque Ciudadanos critique la reunión de Picardo con la presidenta de la Junta

  • Reunión del Grupo Transfronterizo
    Noticias Gibraltar

    El Grupo Transfronterizo ha enviado una carta al presidente y portavoz parlamentario andaluz de Ciudadanos (Cs), Juan Marín, al que trasmite su preocupación porque el político calificara la reunión del ministro principal de Gibraltar con la presidenta de la Junta de Andalucía como una “injerencia” que “puede afectar a las negociaciones internacionales” y en las que “la Junta no tiene competencias”.

     

    El escrito, firmado por el presidente de turno, Manuel Triano, sostiene que “este Grupo Transfronterizo no puede ocultar la preocupación que sus declaraciones públicas ha despertado en este colectivo y que nos ha llevado a la conclusión que sería necesario trasladarle nuestro punto de vista e intercambiar impresiones”. Le anuncian su interés en mantener un encuentro con él y le invitan a visitar la comarca y mantener una reunión con los representantes de las organizaciones integradas en este Grupo Transfronterizo.

     

    Dice el Grupo que no entra en cuestiones relacionadas con el contencioso de soberanía pero advierte que la zona “ha pagado muy caras las políticas de Estado emprendidas por los diferentes gobiernos”. El Grupo Transfronterizo también afirma que “se trata en poner el foco en la realidad de una de las dos fronteras terrestres afectadas, la otra es Irlanda, en la que convivimos

    300 mil personas, con una interrelación social, económica y cultural de primer orden y que no queremos que se vea olvidada en el macroproceso negociador iniciado”.

     

    Las declaraciones que han provocado la preocupación del Grupo Transfronterizo las realizó Juan Marín, presidente y portavoz parlamentario andaluz de Ciudadanos a raíz de la precipitada reunión entre la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo.

     

    Entonces Juan Marín advirtió la “injerencia” que suponía esa reunión porque “puede afectar a las negociaciones en el ámbito internacional” en un asunto en el que “la Junta no tiene competencias” y que, por tanto, no son “afortunadas ni positivas”. Sí consideró que las relaciones de Andalucía con Gibraltar tienen que seguir “con total normalidad y cordialidad” pero que buscar vías de encuentro “hay que hacerlo en el ámbito de las relaciones internacionales entre los dos países”.