Sábado, 21 de Julio de 2018

Formulario de búsqueda

    Phillips: “Es inaceptable tratar así a cuidadores, ancianos y familias”

    El GSD califica de fracaso la gestión del gobierno de Picardo en los servicios sociales

  • Eliott Phillips, parlamentario del GSD
    Noticias Gibraltar

    El GSD ha calificado de fracaso del gobierno de Gibraltar la gestión que ha llevado a cabo para asegurar los trabajos de 42 cuidadores de personas mayores y que fueron despedidas hace unos días, como ha publicado Noticias Gibraltar. Esto ha sucedido, como recuerda el partido en la oposición, “a pesar de las muy claras garantías verbales brindadas por el ministro principal”.

     

    Entienden desde el GSD que el Ejecutivo debió gestionar mejor esta situación desde el origen, con el objetivo de evitar “preocupaciones innecesarias de las personas mayores y de sus familias”.

     

    Para el portavoz parlamentario Elliott Phillips, el gobierno de Picardo “está fallando a los trabajadores, a los ancianos y a sus familias en la transición de Grand Home Care a MedDoc”

     

    Recuerda que el propio equipo que lidera Picardo “proclama que son un gobierno solidario, pero la gestión de todo el proceso no indica eso”. Señala también el opaco sistema de licitación pública o la incapacidad para proteger a los trabajadores. “Lo más importante es que la continuidad de la atención de nuestros ancianos ha sido torpe y descuidada –dice el político del GSD--. Se ha comprobado que el Gobierno de GSLP y Lib no quiere y es hora de poner el cuidado de nuestros ancianos y personas vulnerables por delante; de lo contrario el sello distintivo de su administración será el grave descuido de los más desvalidos en nuestra comunidad y los derechos de los trabajadores”.

     

    Y es que 42 cuidadores que han brindado un excelente servicio a los más vulnerables de la comunidad se quedaron sin empleo. En el moderno Gibraltar, apunta Phillips “es inaceptable tratar de esta manera a los cuidadores, a nuestros ancianos y a sus familias. Muchos de los 42 trabajadores se han preocupado por nuestras madres, padres, abuelos y abuelas y han desarrollado una relación a lo largo de los años y simplemente dispensar su servicio sin preservar la continuidad de la atención es incorrecto y moralmente reprensible”.