Sábado, 18 de Agosto de 2018

Formulario de búsqueda

    Acusa a Picardo de “gastar, gastar y gastar”

    GSD califica el presupuesto de “gran mentira” y dice que la deuda pública es superior a 1.200 millones

  • Azopardi, líder del GSD
    Noticias Gibraltar

    El principal partido de la oposición, el GSD, no se cree las cuentas públicas que ha presentado Picardo en el Parlamento y califica el presupuesto del gobierno como “gran mentira”. Según el GSD, la deuda pública real es superior a 1.200 millones de libras y el legado del gobierno, una “deuda generacional que nos limita el futuro”.

     

    Distintos representantes del GSD siempre se han preguntado si las cuentas públicas de Gibraltar son tan excelentes como las presenta el gobierno, por qué esa necesidad constante de subir impuestos. Ayer lo volvió a hacer Picardo, exhibió la excelencia económica del Peñón, la deuda pública que reconoce (324 millones de libras) y, a la vez, anunció las subidas de impuestos en tabaco, combustible, seguridad social y hasta en el alquiler de viviendas sociales.

     

    El diagnóstico para el partido de la oposición es claro y así lo ha expresado su portavoz parlamentario Elliott Phillips. “Este presupuesto es una gran mentira”.

     

    Ya, ayer mismo, el GSD lanzó el primer mensaje advirtiendo que “la imagen presentada por el gobierno sobre la deuda pública es engañosa”. El GSD dice que la deuda pública real es superior a 1.200 millones de libras o, lo que es lo mismo, a 37.000 libras por cada ciudadano gibraltareño.

     

    Azopardi, líder del GSD pero que no es parlamentario y, por tanto, no participa de forma directa en el debate, se ha expresado en las redes sociales: “El giro del gobierno no puede ocultar el hecho de que la deuda pública es superior a 1.200 millones de libras; que cientos de millones de deuda ni siquiera se contabilizan y que presiden el despilfarro masivo, el gasto incontrolado y los contratos para los chicos”.

     

    Considera, también, que esta política de Picardo pone en peligro el futuro de los gibraltareños. “El legado de este gobierno del GSLP –dice-- será dejarnos una deuda generacional que nos limite en el futuro y que nos lleve décadas pagar. La única manera de pararlo es poner fin a la cultura del socialismo imprudente del champán de gastar, gastar y gastar el dinero que hemos ganado duramente”.