Lunes, 18 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    GSD considera un ‘cambio radical’ y un ‘error’ que Gibraltar reconozca que se prepara para un brexit duro

  • García, Picardo y Feetham cuando hacían campaña juntos hace un año por la permanencia en la UE
    Noticias Gibraltar

    El principal partido de la oposición en Gibraltar, el GSD, tildó anoche de “error”, “giro en la política” y “cambio radical” el reconocimiento por parte del director del Centro Financiero, James Tipping, de que el gobierno de Picardo se prepara para un brexit duro. En un comunicado, el GSD cuestiona que el “sorprendente” anuncio lo hiciera un funcionario del gobierno.

     

    La comparecencia del director del Centro Financiero del gobierno de Gibraltar, James Tipping, en la comisión de investigación del Parlamento Europeo por el caso conocido como los “papeles de Panamá”, que valora la participación de Gibraltar en el escándalo financiero internacional, no deja de tener repercusiones negativas. A las acusaciones que apuntaban a Gibraltar como paraíso fiscal y la polémica política y periodística consiguiente, se suma ahora la revelación de que el gobierno de Picardo se prepara para un brexit duro.

     

    El GSD de Daniel Feetham ha señalado esta revelación como “un cambio radical” en la política del gobierno que preside Fabian Picardo. Este “giro en la política sobre el brexit” no debería haberse desvelado en una comisión parlamentaria en Bruselas, según el GSD.

     

    El gobierno –dice el comunicado del GSD—ha cambiado su política sobre el brexit en demasiadas ocasiones” y relata cómo fue buscando aliarse con Escocia, la exploración de la denominada “vía inversa” de Groenlandia o incluso experimentar con la fórmula de las ciudades estado.

     

    En efecto, la política del gobierno Picardo ha cambiado desde la campaña en favor de permanecer en la Unión Europea y que obtuvo un enorme apoyo electoral en el referéndum, hasta considerar ahora que ni su economía ni sus ciudadanos necesitan el mercado comunitario ya que cuentan con otros mercados alternativos, como el británico, todo ello en poco más de un año. Entremedio, el gobierno de Picardo ha experimentado otras fórmulas para permanecer en la UE al margen de Londres, como las que relata el GSD: los casos de Escocia, Groenlandia o el de las pequeñas ciudades integradas.

     

    El principal partido de la oposición reivindica, en cambio, que el GSD siempre ha mantenido la misma postura: mantener una frontera fluida, pedir el mayor acceso posible al mercado comunitario y también con el Reino Unido, aunque sin aceptar la cosoberanía ofrecida por España.

     

    Dice el comunicado que “el GSD mantendrá estos objetivos por el bien de Gibraltar”, que buscará el apoyo del Reino Unido para ello y “con la esperanza también de trabajar” con el gobierno de Picardo, pero que depende de que se le incluya en el proceso.