Lunes, 16 de Julio de 2018

Formulario de búsqueda

    “Sólo tiene un propósito electoral”

    El GSD cree que el gasto público del gobierno de Picardo está fuera de control

  • Roy Clinton (GSD)
    Noticias Gibraltar

    El GSD viene alertando, en los últimos años, del enorme gasto público que el gobierno está realizando. Ahora, según el responsable económico del partido en la oposición, Roy Clinton, la situación se puede complicar aún más con los anuncios de nuevas viviendas y centros educativos.

     

    Ya el pasado año el GSD pidió al gobierno mostrar más responsabilidad en materia económica y pensar más allá de su ciclo electoral para no desestabilizar las finanzas públicas, sobre todo en un momento crítico con el Brexit a la vuelta de la esquina.

     

    La realidad, sin embargo, es muy distinta. Clinton considera que “toda la precaución ha volado y si el objetivo es acabar con todo en 2019, el balance puede ser muy complicado”. Enumera los proyectos que ya se han anunciado: “las escuelas, viviendas asequibles, un teatro nacional y estacionamiento en Grand Parade, la planta de tratamiento de aguas residuales y el alojamiento universitario”. Según sus cálculos “se usarán los 300 millones libras que proceden de un préstamo de hipoteca de las urbanizaciones en 2016”.

     

    Considera el economista que sólo las obras en Bayside y Westside costarán 52,2 millones de libras y critica que Picardo y su equipo “no han dado información sobre el coste de las nuevas escuelas e incluso dijo que no estaba en las estimaciones del curso 2017-2018”.

     

    El encargado de finanzas del GSD ha realizado una valoración, a la baja, de los costes que puede suponer la construcción de seis escuelas. “A unos 15 millones de libras, más todo lo anterior nos da un global en torno a los 142 millones”.

     

    Pero no acaba aquí el gasto público ya que puede aumentar con la compra del Victoria Stadium. “No sabemos si el GFA (Federación de Fútbol) ha firmado el contrato y abonado los 10 millones que adeuda con fecha 31de marzo”, lo que significa pagar los estadios de Island Games. “El gobierno sigue gastando dinero de forma rápida y sólo con un propósito electoral”, apunta Clinton, quién espera que el legado de Picardo no sea “perdón por todo lo gastado, pero debes 1,4 billones de libras”.