Lunes, 18 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Un diputado de la oposición, a favor del gobierno

    El GSD cree que Llamas se contradice al apoyar los presupuestos de Picardo

  • Lawrence Llamas parlamentario del GSD en Gibraltar
    Noticias Gibraltar

    Sorpresa y, de momento, compás de espera en el GSD ante el voto de uno de sus integrantes, Lawrence Llamas, a favor del presupuesto que ha presentado el gobierno que lidera Fabian Picardo.

               

    El grupo que lidera Feetham, muy crítico con la gestión económica del Ejecutivo, había acordado votar en contra del documento que se ha debatido a lo largo de esta semana, pero Llamas, en una actitud “incoherente” según fuentes del GSD, ha optado por no respetar la posición de sus compañeros. Cabe recordar, no obstante, que en la política británica cada parlamentario vota al margen de la decisión del grupo aunque lo normal es que haya una coherencia.

     

    Las fuentes consultadas por el GSD han referido las propias declaraciones públicas de Llamas para mostrar su extrañeza y poner en evidencia la contradicción del parlamentario gibraltareño. El político critica, como el resto de sus compañeros, “la falta de transparencia de Picardo”, al que le reprocha que “se escude en los gobiernos del pasado para justificar su posición sobre la deuda pública”. Pero también dice que “la decisión no fue tomada colectivamente” y acabó votando a favor del presupuesto del gobierno.

     

    Los demás miembros de la oposición, que han votado en contra del presupuesto gubernamental y de acuerdo con sus reclamaciones de trasparencia, no entienden cómo Llamas puede coincidir con todo lo expuesto por Feetham o Clinton en el debate parlamentario pero, a la hora de votar, apoye la gestión económica del GSLP.

     

    En clave más política, el GSD tiene claro que su voto en contra “no paraliza nada, ya que el ministro principal puede aprobar con su mayoría absoluta el documento”, cosa que ha ocurrido y, por eso, quieren dejar claro que no se les puede acusar de bloquear ninguna gestión ni paralizar el funcionamiento económico, como pretende hacer Picardo, por manifestar con su voto una posición en contra a los presupuestos.

     

    El voto en contra del GSD tiene un objetivo: “Con esto dejamos claro que el gobierno asume toda la responsabilidad de la administración financiera y, por tanto, de cualquier mala administración”.

               

    A falta de lo que pueda suceder en un análisis más sosegado que el partido de la oposición hará la próxima semana, la primera impresión, aunque no lo confirman, es que Llamas ha actuado en respuesta a lo que él ha entendido como falta de información hacia su persona.