Lunes, 22 de Octubre de 2018

Formulario de búsqueda

    El GSD critica la falta de limpieza y el deterioro de las calles en Gibraltar

  • Basura acumulada en las calles de Gibraltar
    Noticias Gibraltar

    El GSD, principal partido de la oposición, ha mostrado una vez más su preocupación por la creciente falta de limpieza de las calles de Gibraltar. Ahora que las lluvias de invierno se han detenido, los niveles de suciedad y malos olores se notan inmediatamente y van en aumento.

     

    Es inaceptable, según el grupo parlamentario, que en el año 2018 repita el patrón del ejercicio anterior. “Los ciudadanos tienen derecho a preocuparse por este tema y el gobierno debe esforzarse mucho más para mejorar la situación de manera urgente”.

     

    Trevor Hammond, parlamentario y responsable de medioambiente recuerda que “en agosto del año pasado, el ministro Cortés prometió un deslumbrante 2018, debe haber estado esperando un año de lluvia porque cuando llega el verano no ha mejorado el estado de nuestras calles”.

     

    El gobierno de GSLP ha llevado a cabo una disminución constante en la limpieza de la comunidad durante los seis años que llevan en el cargo. “La gente está harta”, sentencia Hammond que se hace eco de las valoraciones de la Cámara de Comercio.

     

    “Ese ente lo comentó la semana pasada y a pesar de las garantías del ministro de Medio Ambiente sobre el “brillo” de Gibraltar durante este año, los hechos son evidentes para todos los miembros de la comunidad.

     

    Una vez que han cesado las lluvias, apunta Hammond, “ya se nota un importante declive en el estado de nuestras calles. La suciedad se ve agravada por la ruina de nuestras carreteras y muchos edificios, todo lo cual contribuye a una mayor sensación de deterioro”.

     

    Por último, el parlamentario hace mención a la realidad que venden desde Convent Place. “El gobierno nos haría creer que todo está bajo control, pero esto va en contra de la realidad, en la que hay suciedad, malos olores, edificios ruinosos y carreteras en mal estado. Este no es el entorno que queremos que los visitantes vean ni en el que deseamos vivir”, dice Hammond.