Sábado, 16 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    El GSD no cree que Picardo pueda abrir el nuevo colegio anunciado antes del curso

  • El proyecto de las nuevas escuelas que estaba previsto para terminar este mes de agosto
    Noticias Gibraltar

    El principal partido de la oposición, el GSD, desconfía que Picardo y su gobierno puedan cumplir el compromiso de terminar las obras de la primera de las nuevas escuelas anunciadas y que estaba prevista para este mes de agosto, antes del inicio del curso escolar.

     

    El GSD observa con preocupación el informe sobre los planes de contingencia para Notre Dame First School y los comentarios que sobre el mismo ha realizado el ministro de Educación, John Cortes. Cada vez son más las dudas en torno a que se cumplan los planes anunciados por el gobierno.

     

    El dirigente del GSD, Lawrence Llamas, considera que “la construcción de nuevas escuelas debe abordarse de manera responsable y sensible, algo que el gobierno no está llevando a cabo".

     

    Desde que en octubre pasado el ejecutivo de Picardo, casi por sorpresa, anunció sus nuevos proyectos escolares, los problemas se han ido sucediendo. Hay que recordar que se hizo una mínima consulta de los planes al electorado durante los comicios y que los miembros de la oposición han expresado preocupaciones respecto “a los planes, el calendario y el costo” del proyecto.

     

    El gobierno se ha mostrado inflexible respecto al calendario y ha asegurado reiteradamente al Parlamento, a los docentes y al personal educativo que los planes se pueden alcanzar dentro de los parámetros establecidos. En consecuencia, todos los involucrados han estado trabajando incansablemente, incluso durante el verano, con estas fechas como objetivo.

     

    Ahora, hay serias dudas sobre la posibilidad de que Notre Dame First School esté a tiempo. “Están demostrando una gran indiferencia hacia el trabajo de los profesionales al socavar los preparativos realizados antes de la mudanza de centros”, apunta Llamas.

     

    El representante de la oposición recuerda que desde Convent Place, “se han mantenido firmes en cuanto a que las fechas anunciadas desde el inicio son factibles, a pesar de que la construcción real de la primera escuela que se entregará es tan obvia para todos como que está atrasada”.

     

    Por último, subraya que “cualquiera que sea la forma en que el gobierno decida actuar esta semana, ya sea ir a la vieja escuela o a la nueva, inevitablemente habrá trabajos de salud y seguridad adicionales necesarios para que sea segura y se preguntará si serán capaces de proporcionar un entorno adecuado para que los alumnos y el personal puedan enseñar, aprender y jugar”, finaliza Llamas.