Jueves, 19 de Julio de 2018

Formulario de búsqueda

    MedDoc consigue otro contrato del gobierno

    La inquietud laboral en la sanidad pública de Gibraltar lleva un año sin solucionarse

  • Neil Costa, responsable político del departamento de Salud Pública
    Noticias Gibraltar

    Después de un año, sigue sin solución definitiva el estado de inquietud laboral generado por los cambios en las contrataciones de proveedores de servicios para la Sanidad Pública en Gibraltar (GHA). Ayer, un grupo de trabajadores afectados por la resolución del contrato a Grand Home Care, uno de estos proveedores hasta ahora, se manifestaron en protesta ante la sede del sindicato local Unite.

     

    Como ya informó en abril del año pasado Noticias Gibraltar, desde la llegada del responsable Neil Costa al Departamento de Salud Pública (GHA), la renovación de empresas proveedoras de servicios está generando una gran inquietud entre los profesionales afectados, muchos de ellos españoles, además de resultar la empresa MedDoc la más favorecida en la adjudicación de estos contratos públicos.

     

    El caso actual es que MedDoc, que ya ha conseguido otros contratos del gobierno de Picardo, se ha hecho también con el de atención domiciliaria que venía prestando hasta ahora Grand Home Care, por lo que, de nuevo, la plantilla de trabajadores afectados se mueve en la incertidumbre de su futuro laboral.

     

    Un portavoz de Grand Home Care, la empresa que ha sido relevada después de cinco años, ha declarado que sólo cuentan con una carta del gobierno en la que les comunica que su contrato ha sido adjudicado a otra sociedad y que ya no se requieren sus servicios, sin que haya habido ningún proceso oficial de licitación.

     

    Este extremo ha sido negado por el gobierno de Gibraltar que afirma que MedDoc realizó la oferta más baja en un proceso de licitación entre los proveedores de servicios de atención conocidos. Por su parte, la nueva empresa adjudicataria del servicio, MedDoc, también ha intentado tranquilizar a los afectados, tanto personal laboral como usuarios y familiares.

     

    Mientras, los empleados de Grand Home Care afectados mantienen su incertidumbre, están pendientes de qué ocurrirá con sus contratos y reclaman los derechos laborales que ya tienen consolidados, después de varios años de prestación profesional.