Viernes, 21 de Septiembre de 2018

Formulario de búsqueda

    La Comisión Europea podría tomar medidas contra Gibraltar por vertido de aguas residuales

  • Vertido de aguas residuales en Punta Europa en Gibraltar, procedentes de un colector de aguas negras
    Noticias Gibraltar

    La Comisión Europea podría tomar medidas contra el gobierno de Gibraltar por la falta de instalaciones para tratamiento de aguas residuales procedente de un colector de aguas negras, a pesar de la promesa hecha por Picardo en 2011. El grupo ecologista gibraltareño ESG también señala un procedimiento contra España.

     

    Cuando Picardo llegó al gobierno de Gibraltar anunció la puesta en marcha de una planta de tratamiento de residuos urbanos pero, a día de hoy, todas las aguas negras del Peñón se centralizan en un colector que desemboca en Punta Europa y que vierte directamente al Mediterráneo, sin que exista el tratamiento adecuado para estas aguas residuales, razón por la que la Comisión Europea podría adoptar tales medidas.

     

    Precisamente estas promesas incumplidas y el vertido que practica Gibraltar, directo al mar, fue abordado en un reciente y tenso debate en el Parlamento local con el diputado del GSD Trevor Hammond como protagonista a quien le bastó con preguntar al gobierno “¿qué es lo que han hecho en realidad?”.

     

    John Cortes, hoy ministro de Medio Ambiente y antes ecologista local, argumentó que las playas supuestamente afectadas son las que tienen más bañistas, que se hacen controles periódicos y que la principal contaminación proviene de España. El diputado de la oposición, Hammond, no consideró que eso fuera excusa y que, si España contamina, Gibraltar no podía hacer exactamente lo mismo.

     

    Picardo intervino entonces para, en tono severo, acusar al diputado de “tirar piedras contra su propio tejado” y decir que el vertido de Gibraltar no afecta a sus playas, porque las que ensucian provienen de España, argumento que no convenció a la oposición.

     

    Ahora, la Comisión Europea podría tomar medidas contra Gibraltar por estos vertidos y también ha iniciado un procedimiento de infracción contra España por un total de 17 casos que alcanzan otros tantos puntos del litoral marítimo peninsular y las Islas.

     

    Sólo uno de ellos se sitúa en la Bahía de Algeciras, en este caso procedente de un colector de aguas pluviales de La Línea, en el que la parte española reconoció “un mantenimiento inadecuado” y por el que podría ser sancionada, aunque está prevista su corrección y, de hecho, consignada una partida económica concreta en los Presupuesto Generales del Estado, dentro de un proyecto mayor que alcanza los 6,5 millones de euros en dos años.

     

    También ayuntamiento linense y Mancomunidad, por otra parte, tienen previstas obras de corrección urgente.