Lunes, 16 de Julio de 2018

Formulario de búsqueda

    La Verja, objeto de todas las preocupaciones ante el Brexit

  • Paso de vehículos y personas por la verja de La Línea
    Noticias Gibraltar

    Las declaraciones políticas, las protestas sociales, los análisis académicos, los planes de negocio y las conversaciones ciudadanas dejan claro que el futuro del paso por la Verja es una cuestión de importancia fundamental para todos y un motivo de preocupación general que vendrá marcado por el Brexit.

     

    Uno de los últimos en manifestar su preocupación ha sido el eurodiputado laborista Seb Dance, quien en unas declaraciones a El Español afirma que “La Línea y Gibraltar forman parte de la misma comunidad, la gente vive y trabaja a ambos lados de la frontera y hay mucha dependencia mutua entre ellos”.

     

    la dependencia no sólo es humana y laboral, también lo es económica y de mercancías. De hecho, la última escalada de protestas en la zona, que ha derivado en una proposición no de ley socialista, tiene relación directa con el transporte de mercancías porque la Verja también es el paso obligado de la mayor parte de los suministros y provisiones locales.

     

    Sin olvidar el componente sociocultural de una zona que hace un siglo compartía idiomas, costumbres y familias, como recuerda en un reportaje de El País el periodista Jesús A. Cañas, al hacer referencia al estudio “Bordering on Britishness” del catedrático de la Universidad de Essex, el gibraltareño Andrew Canessa: “La cultura de Gibraltar está absolutamente marcada por la frontera”.

     

    Esa frontera para gibraltareños y británicos y verja para los españoles (porque no se reconoce la existencia de una frontera con el istmo al ser territorio no cedido) es también lugar de paso diario de entre 10.000 y 15.000 transeúntes, la mayoría trabajadores transfronterizos que hacen el recorrido de ida y vuelta y con cierta coincidencia horaria que siempre genera retenciones.

     

    Precisamente ese tránsito se va a ver ya afectado por las nuevas medidas de la Unión Europea que limitan el Código Schengen, a causa del terrorismo, y que afecta directamente a este paso obligado que en realidad no forma parte plena del espacio de libre circulación europea.

     

    Estas medidas de la UE y la más que previsible futura salida británica de Europa dejan en una difícil situación a la Verja, para unos, y la frontera, para otros, y amenaza con aislar a Gibraltar en un escenario para el que el ministro principal, Fabian Picardo, dice estar preparado pero que la mayoría de los ciudadanos observan con creciente inquietud.