Miércoles, 15 de Agosto de 2018

Formulario de búsqueda

    Las tabaqueras internacionales toman medidas para frenar el contrabando desde Gibraltar

  • Aprehensión reciente de 4.980 cajetillas de tabaco procedente de Gibraltar
    Noticias Gibraltar

    Las principales compañías tabaqueras internacionales toman medidas para evitar el contrabando procedente de Gibraltar, que afecta especialmente a España y que ha tenido un nuevo incremento en el último año. Básicamente las cajetillas irán marcadas, de forma que será más fácil la identificación de su procedencia y la actuación de la policía.

     

    Según explica en una información elEconomista.es, Altadis, antes española y ahora filial del grupo británico Imperial Tobacco (Fortuna y Ducados), identifica sus cajetillas con las siglas GIB, de forma similar a lo que hace la compañía luxemburguesa Landeyck (Ducal). Philip Morris (Marlboro y Chesterfield) lleva las advertencias sanitarias exclusivamente en inglés e incorpora un código de trazabilidad con una marca. Y, por su parte, Japan Tobacco International (Camel y Winston), lleva también las advertencias en inglés y un código alfanumérico con una nube de puntos.

     

    Estas medidas forman parte del compromiso adquirido entre las cuatro grandes tabaqueras internacionales y la Oficina Antifraude de la Unión Europea, según la cual también establecen o establecerán lo que denominan “demanda razonable del mercado, en función del número potencial de compradores”, por lo que se fija un suministro máximo de producto al Peñón.

     

    Este último es el principal sistema que utiliza BAT (Lucky Strike) que también cuenta con sistemas de trazabilidad propios.

     

    Según un informe reciente de la agencia francesa de estudios de mercado Ipsos, Gibraltar es el principal proveedor de tabaco de contrabando en España. En el segundo semestre de 2016 llegó a representar el 21,5% de todo el tabaco ilícito a nivel nacional, tres puntos por delante del tabaco vendido en todos los Duty Free y seis por delante de Andorra.

     

    El informe Ipsos también señala que el tabaco de contrabando volvió a crecer en España en este periodo y llegó a ser el 9,2% del consumo general de tabaco, lo que representó una pérdida de 828 millones de euros para la Agencia Tributaria española en esos seis meses.