Jueves, 19 de Julio de 2018

Formulario de búsqueda

    Londres acelera un Brexit sin alternativa para Gibraltar

  • A Gibraltar sólo le queda acompañar al Reino Unido en la salida de la UE
    Noticias Gibraltar

    La salida definitiva del Reino Unido de la Unión Europa acelera su proceso, después de que el Parlamento británico la aprobara con abrumadora mayoría y la primera ministra, Theresa May, diera a conocer su plan de 77 páginas en las que sólo hay una mención de compromiso para Gibraltar. Como había adelantado el exviceprimer ministro británico Nick Clegg, Gibraltar está “entre las últimas prioridades de la lista” en la negociación del Brexit.

     

    Gibraltar se queda sin alternativas reales. El Libro Blanco de Theresa May, que es la hoja de ruta para la salida británica de la Unión Europea, sólo dedica dos menciones al Peñón en 77 páginas de estrategia y objetivos: una, para admitir que Gibraltar tiene “intereses particulares” diferentes a las Dependencias de la Corona y los Territorios de Ultramar; y, otra, para declarar que “nos hemos asegurado de que sus prioridades se comprendan”, por lo que estarán “involucrados plenamente en nuestro trabajo”.

     

    Toda esta invocación a “respetar sus intereses” o a “comprometerse a medida que iniciemos las negociaciones” o a “fortalecer los lazos entre nosotros” evita entrar en las cuestiones críticas para Gibraltar, como el mercado único europeo (necesario para mantener la fortaleza de dos de sus principales actividades, el sector financiero y el juego online) y la libre circulación de personas, vehículos y mercancías por la Verja (imprescindible para el movimiento de  trabajadores, aprovisionamiento y el acceso del turismo).

     

    Londres ha acelerado el Brexit, ha conseguido pasar el trámite parlamentario con el apoyo del principal partido de la oposición y con una abrumadora mayoría de 498 votos a favor y 114 en contra, con lo que supera también la última sentencia judicial que imponía el permiso del Parlamento para activar el proceso negociador con la Unión Europea, si bien ahora se ha iniciado otra campaña por un nuevo grupo de presión.

     

    En vísperas de la activación del proceso de salida, que se espera para el próximo día 9 de marzo, varios políticos británicos han hecho declaraciones críticas por la situación en la que quedará Gibraltar. El exviceprimer ministro Nick Clegg, por ejemplo, afirma que los gibraltareños han quedado “en la más imposible de las situaciones”; mientras que la eurodiputada conservadora Julie Girling reconoce el papel principal de España ya que “reconozco que para la UE será imposible negociar con Reino Unido sin la aprobación y la cooperación de España”.

     

    La postura española, no obstante, quedó muy definida en la reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Parlamento Europeo, a la que asistió como invitado el ministro principal Fabian Picardo. Allí, por primera vez coincidieron en una misma posición los portavoces españoles de los principales partidos políticos, PP y PSOE, a los que también se sumó la portavoz de UPyD: la única forma para que Gibraltar se mantenga en la Unión Europea, una vez salga el Reino Unido, es a través de España.