Jueves, 19 de Julio de 2018

Formulario de búsqueda

    No habría Mercado Único

    Luces y sombras del Brexit para las tecnológicas británicas

  • Diagrama de diseño tecnológico
    Noticias Gibraltar

    La ausencia británica de la iniciativa comunitaria denominada Mercado Único Digital, a causa del Brexit, podría ser el peor factor de previsión futura para las tecnológicas en Reino Unido. En cambio, fuentes del sector citadas por The Telegraph consideran que las expectativas no son tan terribles como se sugería.

     

    Un artículo de Cara McGoogan en el período británico considera, citando fuentes del sector, que las inversiones en tecnología ya soportaron un reajuste después del referéndum del Brexit hasta caer un 28% y que las correcciones de inversión, afectadas también por otras razones, ya estarían hechas.

     

    Tampoco son especialmente pesimistas en cuanto a la atracción de talentos extranjeros ya que, si bien uno de cada seis profesionales de este sector son ciudadanos de la UE, confían en el aumento del número de visados tecnológicos concedidos por el Ministerio de Interior.

     

    Son inciertas las expectativas de las grandes compañías tecnológicas, Google, Facebook, Microsoft, Amazon y Apple, que hasta ahora se han encontrado con una regulación más favorable en las Islas Británicas que en la Unión Europea, pero que también podrían enfrentarse  a los obstáculos que representará en un futuro próximo la exclusión del Mercado Único Digital europeo, lo que podría renovar el interés por instalarse en las principales capitales de la UE.

     

    El Mercado Único Digital, una iniciativa de la UE, supondrá la libre circulación de personas y capital en el ámbito tecnológico y es precisamente la alta movilidad una de las principales características del sector tecnológico.

     

    También las regulaciones y en especial aquellas que afectan a la protección de datos deberían coincidir y, aunque el Reino Unido tiene previsto adoptar el próximo reglamento comunitario, deberá ser el Tribunal Europeo de Justicia quien esté de acuerdo en definitiva, algo que podría no corresponderse con el Investigatory Powers Bill.