Viernes, 25 de Mayo de 2018

Formulario de búsqueda

    Mañana se reúne el lobby empresarial de La Línea con el impulso del Ayuntamiento

  • El alcalde de La Línea, Juan Franco, en imagen de archivo

    El Palacio de Congresos de La Línea acogerá mañana, a partir de las diez de la mañana, el encuentro empresarial ‘La Línea Empresa’, en la que estarán presentes el alcalde, Juan Franco, el presidente de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa Linense, Lorenzo Pérez Periáñez, y empresarios afincados en la ciudad.

    La iniciativa obedece a las conversaciones que ha mantenido el alcalde durante los últimos meses con el sector empresarial, coincidiendo todos ellos en la complicada situación por la que atraviesa la ciudad y la necesidad de articular mecanismos orientados a conseguir medidas excepcionales de las distintas administraciones, bien mediante inversiones en infraestructuras u otro tipo de actuaciones, siempre con las posibles consecuencias del Brexit presente.

    Juan Franco entiende que el encuentro “es de extraordinaria importancia” y lo califica como una “puesta en valor sobre la situación del Ayuntamiento de La Línea de la Concepción, la prestación actual y de futuro de sus servicios públicos, la exposición del proyecto de ciudad que se pretende y conocer cuáles son las inquietudes de los empresarios en torno a este asunto”.

    El objetivo prioritario es analizar cómo se puede dar satisfacción a las demandas de un colectivo de extraordinaria importancia para La Línea de la Concepción, por lo que representa su contribución en la creación de nuevos puestos de trabajo y la generación de riqueza.

    En este primer encuentro, los empresarios podrían impulsar una tormenta de ideas para dirimir los principios básicos de este movimiento. Posteriormente, en una segunda cita, se le daría forma a un dossier que sería utilizado como referencia para lograr los objetivos.

     

     

  • Datos

    50

    El artículo 50 del Tratado de la Unión Europea regula el procedimiento de retirada de un estado miembro, que puede producirse con acuerdo o sin él. En éste último caso, la salida se produciría de manera definitiva en un plazo máximo de dos años desde la comunicación formal.