Lunes, 18 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Más críticas al consejo `privado’ de Picardo, que se califica ya de ‘antidemocrático’

  • Fabian Picardo posa ante un cuadro de la Reina de Inglaterra
    Noticias Gibraltar

    Ya no es sólo el principal partido de la oposición, el GSD, quien considera un “paso atrás peligroso” la constitución de un consejo consultivo para el gobierno de Gibraltar, sometido al secreto más riguroso bajo pena de cárcel, también el presidente del Grupo por la Igualdad de los Derechos (ERG), Félix Álvarez, ha expresado su preocupación por este tipo de restricciones democráticas.

     

    La consulta nunca puede ser mala. Siempre es bienvenida y el ministro principal hace bien en buscarla. Pero establecer un grupo limitado y restringido de rostros y voces dominantes de ‘escalones superiores’ no es el camino a seguir para que nuestra joven democracia sea consultada sobre asuntos importantes”.

     

    La declaración de Félix Álvarez no ha podido ser más oportuna ya que, tras la ausencia del representante del GSD, el consejo “privado” de Fabian Picardo ha quedado constituido como un “club de notables”, en el que participan nueve personalidades de relevancia política local al margen de las asociaciones civiles y las organizaciones económicas, sindicales, profesionales, culturales, académicas, medioambientales, etc.

     

    Los nueve asistentes a este denominado consejo consultivo, creado a imagen y semejanza del consejo privado de la Reina, son el propio ministro principal del gobierno, Fabian Picardo, que lo preside; Joseph García, vicemininistro principal; Neil Costa, ministro de Justicia; Peter Caruana y Adolfo Canepa, exministros principales; y Peter Montegriffo, Keith Azopardi, Joe Holliday y Joey Britto.

     

    Este “club de los nueve” forman una institución inédita en la historia de Gibraltar y destaca que los méritos para la elección de sus miembros sean, exclusivamente, los de carácter político. En todo caso, y como sobre sus reuniones y los asuntos que debate pesa el secreto más riguroso, no se conoce ni el orden del día ni lo tratado ni sus conclusiones.

     

    Esta especie de consejo de gobierno paralelo y secreto fue ya denunciado por el partido de la oposición de Gibraltar, el GSD, cuando el asunto fue debatido en el Parlamento y, ahora, el representante del partido, Roy Clinton, declinó la invitación por no estar de acuerdo con el carácter privado del mismo y porque, obviamente, puede afectar a la acción de control del gobierno gibraltareño.

     

    A esas críticas y preocupaciones se ha sumado ahora el Grupo de Igualdad de Derechos (Equality Rights Group en inglés, ERG) quien ha planteado también que este consejo se interprete como “sesgado y no representativo” y llama la atención sobre la ironía que supone que en Reino Unido se debate la abolición de la Cámara de los Lores como asamblea selecta y, en cambio, el gobierno de Picardo constituya un consejo de estas características en Gibraltar.

     

    “La valoración del ERG va más allá de las objeciones actuales del GSD, porque la sorpresa es que la estructura misma del Consejo Consultivo, tal y como está en la actualidad, es elitista, antidemocrática y se aleja de las nociones aceptadas por los partidos gobernantes de pensamiento liberal. Entendemos que es prerrogativa política del Ejecutivo elegir sus enfoques, pero éste no puede escapar del hecho de que el Consejo está establecido para ser tan exclusivo como un Club de Miembros Privados”.