Lunes, 18 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Los mercados apuestan por un acuerdo del Brexit, a pesar de las diferencias sobre la frontera de Irlanda

  • Acceso actual por carretera a Irlanda del Norte
    Noticias Gibraltar

    Después de que Londres se haya avenido a acercarse a la cifra inicialmente exigida por Bruselas, los mercados internacionales se muestran optimistas sobre el resultado del encuentro del lunes, que serviría como aprobación inicial para continuar las negociaciones del Brexit, incluso a pesar que es, ahora, Irlanda quien amenaza con vetar los avances si no se le garantiza una frontera abierta.

     

    El lunes día 4 es la cita clave, Theresa May, primera ministro británica, y Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, junto con sus respectivos negociadores, celebrarán una cena de evaluación para decidir si Londres cumple con el ultimátum comunitario anterior y los días 14 y 15 de diciembre, durante la Cumbre de los presidentes de estados miembros, se aprueba la apertura de las negociaciones comerciales.

     

    Para llegar a esa aprobación, Londres ha tenido que ceder en la denominada factura del Brexit y, aunque lanzó un globo sonda periodístico en The Times el fin de semana pasado cifrado en 45 mil millones de euros, la cantidad ha ido ascendiendo hasta los 64 mil millones de euros, que podrían llegar hasta los 100 mil millones exigidos por la UE, dependiendo del método del cálculo.

     

    Esta cantidad ha despertado la furia de los grupos británicos más extremistas respecto al Brexit. En concreto, Nigel Farage (UKIP) reclamó retirarse de las negociaciones en vez de ofrecer esas cantidades tan altas. “Es una liquidación total que no es de nuestro interés nacional”, dijo.

     

    Y, aunque no ha sido el único en protestar, el acuerdo parece próximo según se desprende de las declaraciones de dirigentes británicos y comunitarios y hasta porque el secretario estadounidense Rex Tillerson ha animado en público el mismo.

     

    Todo ello ha permitido que la libra suba con fuerza y se apuntale, con esperanzas de alcanzar los 1,36-1,38 dólares, mientras el euro se mantiene estable en 1,18 dólares con diferencias de centésimas. No obstante, los expertos advierten que el movimiento actual se basa en las informaciones de los medios de comunicación y no en informes oficiales.

     

    Y esta salvedad es importante porque, además de la factura del Brexit, queda pendiente otro asunto de gran importancia: la frontera con Irlanda. Dublín exige garantías de que no habrá frontera dura, ni siquiera física, ya que pondría en riesgo el acuerdo de paz con Irlanda del Norte, algo que también han advertido los nacionalistas del Sinn Fein. El propio primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar amenaza con vetar el inicio de la segunda fase si no se garantiza una frontera abierta.

     

    La británica Theresa May dice compartir ese propósito, pero no desvela cómo lo va a hacer e intenta ganar tiempo dejando esta cuestión para la segunda fase negociadora. En esa encrucijada –que algunos califican de chapuza—no sería la factura sino la frontera irlandesa lo que haría fracasar las negociaciones.