Domingo, 17 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    El negociador jefe europeo deja claro que el Brexit es "inevitable" y que Gibraltar "ni siquiera figura"

  • Dastis y Barnier, ayer en el Palacio de Santa Cruz de Madrid
    Noticias Gibraltar

    La tercera visita del negociador jefe de la Unión Europea, Michel Barnier, a Madrid ha terminado de aclarar cualquier debate respecto al Brexit: es “inevitable” y “Gibraltar ni siquiera figura en las negociaciones”, según sus propias palabras.

     

    Barnier mantuvo ayer una jornada de reuniones en Madrid con el ministro de Asuntos Exteriores español, Alfonso Dastis, quien le informó a su vez de los avances en las conversaciones bilaterales con Londres; con la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría; con representantes de los sindicatos y también con los grupos políticos españoles en el Congreso de los Diputados.

     

    Sus declaraciones aclararon cualquier duda o polémica respecto al proceso del Brexit. Por ejemplo, descartó un segundo referéndum británico porque “desde el momento en que Theresa May nos envió la carta de la aplicación del artículo 50, el periodo de unilateralidad terminó: ahora somos dos”. El Brexit, concluye, es “inevitable”.

     

    En cuanto a Gibraltar también aclaró varias cuestiones, como que “sale de la Unión al mismo tiempo que el Reino Unido y, por tanto, no es un punto que figure en las negociaciones” y que España tiene “derecho a vetar” que los beneficios comunitarios que se puedan pactar durante la transición se apliquen automáticamente a la colonia británica, por lo que deberán ser previamente acordados en reuniones bilaterales entre Londres y Madrid.

     

    También aclaró cualquier inquietud sobre los trabajadores transfronterizos, al asegurar que “el acuerdo sobre los ciudadanos preserva los derechos de estos ciudadanos durante toda la vida”, refiriéndose a la exigencia hecha a Londres en este sentido.

     

    Destacó que es "consciente de que el Gobierno español está muy preocupado, especialmente, por los trabajadores transfronterizos" y que "el Gobierno español ha sido muy claro y preciso sobre el trato que se les debe dar".

     

    En cuanto a qué pasará con la frontera irlandesa y, en su caso, con la Verja de Gibraltar, dependerá de la segunda etapa de las negociaciones, según dijo, y por tanto del requisito de acuerdo previo entre Londres y Madrid en el caso del Peñón.

     

    “La situación de un tercer estado (al margen de la UE) no puede ser nunca mejor que la situación de sus miembros", concluyó.

     

    A pesar de la complejidad de las negociaciones, se mostró confiado en el éxito final ya que la UE ha logrado cerrar más de treinta acuerdos con 60 países, pero los británicos han marcado "unas líneas tan estrictas, que se cierran las puertas ellos mismos", dijo.