Viernes, 22 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Un eurodiputado quiere “dar una lección”

    Nuevas amenazas británicas contra España a cuenta de Gibraltar

  • El eurodiputado británico Bill Etheridge, portavoz de defensa de UKIP
    Noticias Gibraltar

    Según publica el periódico británico Daily Express, el eurodiputado Bill Etheridge quiere darle una lección a España “corta y amarga” a cuenta de Gibraltar. El político británico se refiere directamente a una actuación militar ante el “desafío” español como consecuencia del Brexit.

     

    El eurodiputado, que es también portavoz para asuntos de Defensa de UKIP, invocó a la Royal Navy para que hiciera acto de presencia en Gibraltar, algo que también ha sido reclamado desde distintas fuentes gibraltareñas.

     

    De hecho, el propio artículo del periódico británico alude a las advertencias del viceministro principal de Gibraltar, Joseph García, quien se refirió a la relación con la vecina España comohostil y difícil”, lenguaje que ya es habitual; como ayer hacía el ministro Joe Bossano ante el Comité Descolonizador de la ONU, afirmando que España quiere “doblegar nuestra voluntad mediante chantajes” o el propio Fabian Picardo, ministro principal, que acusaba a España de estar “empeñada en destruir la economía de Gibraltar”, mientras posaba con la portada de la reciente campaña antiespañola de The Sun.

     

    En este caso, es el eurodiputado británico quien usa un lenguaje hostil y desafiante respecto a España y quien pide a su Armada que pasee la flota por Gibraltar en un viaje “ocasional”.

     

    “No creo que sea malo mostrar un paso amistoso de la flota –dice—y, si los españoles se atrevieran a desafiar al Reino Unido, recibirían una lección muy corta y amarga para ellos”.

     

    No obstante, reconoció que la capacidad militar británica está “muy debilitada… incluso cuando estamos hablando de un país como España que nunca va a ser una amenaza para nosotros”.

     

    Los problemas presupuestarios, averías y accidentes han mermado, en efecto, la capacidad operativa de la Royal Navy.