Domingo, 17 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Pensionistas acusan al gobierno de Gibraltar de darles la espalda y no oír sus reclamaciones

  • Una de las reuniones de los pensionistas, en imagen de archivo
    Noticias Gibraltar

    Miembros de la asociación de pensionistas Private Sector Workers and Pensioners Association (GPS-WPA) han mostrado su descontento con el gobierno de Gibraltar, a quien acusan de ni tan siquiera querer reunirse con ellos para oír sus demandas y preocupaciones. En declaraciones a la GBC, John Martínez, miembro del comité de la asociación, dice que “pedimos respeto, llevamos toda la vida trabajando por Gibraltar y creo que no estamos siendo tratados como nos merecemos”.

    La GPS-WPA, fundada hace ocho años, aglutina alrededor de 300 pensionistas, todos ellos preocupados por el encarecimiento de la vida diaria en una ciudad como Gibraltar de la que dicen que “ya es cara por sí misma”. Lyana Armstrong Emery, también del comité, declaró también a la GBC que tienen el mandato de sus miembros “para tomar las medidas que consideremos necesarias, pero esperamos que el gobierno se reúna con nosotros y podamos discutir de manera civilizada”.

    Martínez pide al ministro Principal que tenga “la cortesía de recibirnos y podamos explicarles nuestros puntos de vista, pero nadie nos dice nada acerca de la postura gubernamental con nosotros”, volviendo así a pedir “respeto” por los pensionistas.

    Mientras, la independiente Marlene Hassan Nahon, ha enviado un comunicado a los medios en el que urge al gobierno de Picardo a tener en consideración a los pensionistas del sector privado, recordando que los trabajadores de este sector son casi 21.000 personas.

    Considera Nahon que las pensiones con las que algunos de estos trabajadores llegan a su jubilación son exiguas, “por lo que muchos de ellos deben seguir trabajando varios años para asegurarse unas condiciones dignas de retiro”. La política independiente aboga por mejorar el actual sistema de prestaciones de manera que las prestaciones recibidas por los pensionistas sean más justas y les brinden mejores condiciones de vida.