Miércoles, 15 de Agosto de 2018

Formulario de búsqueda

    El parte médico refleja la agresión

    Los pescadores denuncian que “nos echaron gas pimienta en la cara y se subieron a bordo del barco”

  • Patrullera de la policía de Gibraltar envuelta en la agresión denunciada por pescadores españoles
    Noticias Gibraltar

    Los pescadores españoles agredidos denunciarán mañana el caso ante la Guardia Civil acompañando partes de lesiones. “Nos echaron gas pimienta en la cara y se subieron a bordo del barco”, explican.

    Francisco Hurtado y Miguel Ramos, dos de los tres tripulantes del pesquero linense “Los Cabezas”, adjuntarán en la denuncia que interpondrán mañana ante la Guardia Civil sendos partes médicos que reflejan las lesiones provocadas durante el hostigamiento que han sufrido hoy por parte de la Policía de Gibraltar. Ambos aseguran haber vivido momentos “muy difíciles” en altamar.

    Tras el suceso, Hurtado y Ramos acudieron al servicio de urgencias del hospital de La Línea. Esta redacción ha tenido acceso a ambos partes médico que refleja “contusiones” y “eritemas faciales”. Se debe a las “patadas” y al “gas pimienta” que los pescadores denuncian haber recibido durante el forcejeo con los agentes de la policía gibraltareña.

    “Llevábamos ya varios días sufriendo hostigamientos por parte de la policía de Medio Ambiente, que nos decía que esas aguas son suyas y allí nosotros no podíamos estar. Incluso ayer nos pidieron la documentación”, aseguró Miguel Ramos, uno de los pescadores víctimas de este suceso.

    “Nos hemos llevado una desagradable sorpresa hoy cuando vimos en el plan en el que venían”, continuó Ramos. “Querían subirse a nuestro barco y nosotros tratamos de retirarnos para evitarlo, pero se acercaron y nos echaron gas pimienta en la cara y se subieron a bordo del barco”, lamentó. “Ellos querían retenernos, intervenir el pesquero y llevarnos a tierra, pero nosotros llamamos a la Guardia Civil que, afortunadamente, evitó que nos quitaran el barco que, por cierto, es nuestra herramienta para subsistir”, denunció.

    Lo más grave es que, según relata Miguel Ramos, durante el abordaje de los agentes gibraltareños uno de ellos cayó al mar. A pesar de la situación vivida, uno de los pescadores ayudó al agente a subir a bordo pero, “cuando esto estaba sucediendo, los otros aprovecharon para echarnos spray en la cara. Nos parece vergonzoso”, contó Miguel Ramos.

    Los pescadores presentarán mañana la pertinente denuncia ante la Guardia Civil, junto a sus partes de lesiones, y han exigido a las autoridades españolas que protejan sus derechos. “Nosotros necesitamos pescar a diario ahí y hacerlo sin estos problemas”, sentenció Ramos, quien agradeció al patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de La Línea, Juan Morente, su rápida respuesta y su compromiso de presentar, ante el Gobierno, una petición formal para que los marineros linenses no vuelvan a verse envueltos en un suceso de esta índole.