Lunes, 18 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Nueva polémica del gobierno Picardo

    Los recortes del dinero público llegan al Tribunal Supremo de Gibraltar

  • Sede de los tribunales gibraltareños
    Noticias Gibraltar

    El gobierno que preside Fabian Picardo se ha visto envuelto en una nueva polémica ciudadana al recortar, sin consulta ni anuncio previo, el presupuesto económico dedicado al Tribunal Supremo de Gibraltar, de forma que ahora la Corte tendrá que prescindir de uno de sus cuatro jueces. Este tribunal asume una importante carga de trabajo en el sistema judicial gibraltareño y todas las partes, excepto el gobierno, consideran que el recorte afectará a su eficacia.

     

    Hasta el presidente de la Corte Suprema, el muy prestigioso Anthony Dudley que también es jefe del Poder Judicial en Gibraltar, ha hecho unas declaraciones, por primera vez en diez años, para pedir al gobierno gibraltareño que reconsidere su decisión de recortar el cuarto juez.

     

    La alerta la dio el principal partido de la oposición, el GSD, a mediados de la semana pasada, cuando expresó su preocupación por la no renovación del contrato al juez Jack, a pesar de que éste había recibido unas “razonables expectativas” de continuidad. El GSD también criticaba que esta medida fuera contradictoria con el reciente presupuesto aprobado hacía dos meses y que no hubiera sido consultada con los profesionales locales del derecho.

     

    En efecto, el Consejo de Abogados de Gibraltar ha confirmado en nota pública que no fue consultado y que tratará el asunto en una próxima reunión en septiembre y el propio presidente del Tribunal Supremo, el ya citado juez Dudley, confía que el gobierno de Picardo reconsidere la decisión.

     

    En el sistema judicial gibraltareño el Tribunal Supremo tiene una carga importante de trabajo ya que trata asuntos civiles, mercantiles y de familia pero, dado que los tribunales de primera instancia se limitan a cuantías máximas de mil libras, la mayoría de los casos desembocan en esta “Supreme Court”. Esta carga de trabajo y los atrasos en los casos fue la que aconsejó en 2012 la contratación de este cuarto juez que ahora no renueva.

     

    El GSD no entiende que el gobierno de Picardo anuncie un aumento de los gastos públicos en general y después justifique el recorte en el sistema judicial por la “incertidumbre del Brexit”. El gobierno de Gibraltar, por su parte, considera que este recorte de 4 a 3 jueces en la Corte Suprema no afectará a la “robustez y agilidad” de los tribunales y califica los comentarios del GSD como “desinformación”.

     

    Como anécdota, el antiguo parlamentario del GSD  Lawrence Llamas, que dimitió en julio para aprobar el presupuesto del gobierno de Picardo frente al criterio de su propio partido, ahora dice que es preocupante que este recorte no formara parte de los “largos discursos” del presupuesto durante su debate en el Parlamento.