Domingo, 17 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Siguen sin solución los vertidos de las aguas residuales de Gibraltar en Punta Europa

  • Vertido en Punta Europa, este fin de semana
    Noticias Gibraltar

    Los vertidos de aguas residuales de Gibraltar, que ya han sido varias veces denunciados por colectivos ecologistas, sancionados por Bruselas y condenados por el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea hace casi un año, siguen fluyendo directamente al mar y sin tratamiento, como se puede apreciar en la foto que acompaña esta información, tomada este pasado fin de semana.

     

    Este vertido de aguas residuales, situado bajo el faro de Punta Europa, procede de un emisario donde se depositan también aguas fecales y sobre las que no se realiza tratamiento, según han denunciado en varias ocasiones tanto la oposición política como grupos ecologistas. De hecho, en mayo del año pasado, con ocasión de las sanciones de la UE, el propio gobierno de Picardo reconocía que la falta de tratamiento “es un problema que viene de lejos y no se tomaron medidas contundentes para resolverlo hasta que el actual gobierno llegó al poder”.

     

    En realidad, las medidas a las que hacía referencia aquel comunicado fueron también criticadas por la oposición política ya que se trataba de la convocatoria de un concurso público y la selección de un contratista sin más avances concretos. El gobierno de Gibraltar argumentó entonces que era la “gran carga de trabajo” y también la necesidad de “asegurarse que la tecnología empleada era la apropiada” lo que retrasaba la corrección del vertido.

     

    Esos fueron los argumentos de hace un año pero, como puede comprobarse con la simple observación, los vertidos por los que Gibraltar fue sancionado por la Unión Europea continúan a día de hoy. De hecho, el caso se alarga desde 1998, cuando la Comisión europea publicó una directiva sobre tratamiento de aguas residuales en zonas urbanas que Gibraltar incumplía, con los añadidos de confluir “una densidad de población excepcionalmente alta” y la existencia de hasta dos Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) especialmente protegidos en la Red Natura 2000.

     

    Los distintos recursos desembocaron en el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea en 2015 y ha sido este alto tribunal quien, en mayo del año pasado, condenó al Reino Unido, incluido el caso de Gibraltar, por el incumplimiento de la Directiva 91/271/CEE sobre vertidos. A día de hoy continúan a pesar de las críticas sociales y políticas que llegó incluso a que el portavoz del GSD Trevor Hammonds, en su día, lamentara que el gobierno de Picardo incumpliera la directiva y prefiriera priorizar el arreglo de la sede gubernamental de Convent Place en vez del tantas veces denunciado vertido.