Domingo, 18 de Agosto de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

Solana: “El Reino Unido no está preparado para sentarse a negociar el Brexit”

  • Javier Solana, en la conferencia inaugural de San Roque
    Javier Solana, en la conferencia inaugural de San Roque
    Noticias

    Javier Solana, quien fuera tres veces ministro, secretario general de la OTAN y alto representante para la Política Exterior y de Seguridad Común (PESC) en la Unión Europea, señaló anoche en San Roque que el último Consejo Europeo “salió muy bien para España”, habiendo quedado fijada la posición europea respecto a las dos fronteras que Gran Bretaña tiene con territorios de la Unión: Irlanda y Gibraltar.

    Solana pronunció la conferencia inaugural de la 38 edición de los Cursos de Verano de la Universidad de Cádiz en San Roque, en el Teatro Juan Luis Galiardo. Acompañado del alcalde de la ciudad, Juan Carlos Ruiz Boix y de la vicerrectora de Responsabilidad Social, Extensión Cultural y Servicios, Teresa García, el conferenciante opinó que Theresa May “lo está pasando regular en estos momentos” y el tiempo corre.

    “Esto [refiriéndose a la negociación sobre el Brexit] tiene que acabar en 2019, que es como decir mañana, y el Reino Unido no está preparado para sentarse a negociar”, afirmó Solana. Para, acto seguido, poner un ejemplo de cómo han ido las cosas hasta el momento: “El ministro David Davis y el negociador europeo Barnier no han negociado directamente más de cuatro horas en todo este tiempo y quedan por discutir una infinidad de temas”.

    Tal y como están las cosas, Solana no descartó una salida dura o una ruptura de las negociaciones, aunque añadió que esto no le conviene a ninguna de las partes, pero “a ellos menos que a nosotros”, dijo. Lo primero que deben hacer los responsables del Reino Unido, en opinión de Javier Solana, es “ponerse de acuerdo entre ellos”.



    MPE Prevencion

    Estas referencias al Brexit las hizo a requerimiento el alcalde de San Roque, tras que disertara durante cuarenta minutos respecto a la situación política mundial. Comenzó destacando dos particularidades del momento actual: la velocidad a la que se producen los acontecimientos y la profundidad de los cambios que se suceden. Puso como ejemplo que, en los primeros pasos del siglo XXI, se produjeron dos acontecimientos de grandísima importancia y que acarrearían importantes consecuencias: los atentados del 11-S en Estados Unidos y la entrada de China en la Organización Mundial del Comercio.

    Como una nueva situación que hizo variar los equilibrios de poder en el mundo calificó la nueva realidad de que Estados Unidos haya conseguido la autonomía energética, no requiriendo importar productos derivados del petróleo de Oriente Medio.

    Para Solana, la crisis global de 2008, surgida en Estados Unidos y que acabó afectando a todo el mundo, requería un mecanismo igualmente global para enfrentarla. Y surgió el G20 “que consiguió resolver la caída de la economía, aunque no consiguió encontrar una salida única a la crisis”.

    Sobre Europa señaló que la situación de Siria ha sido trágica para el continente europeo, que ha traído consigo la crisis de los refugiados. “No hemos sido capaces de gestionar bien la situación al otro lado del Mediterráneo. Si hubiéramos sido capaces de parar la guerra en Siria, la situación actual de Europa sería distinta, porque ha tenido una repercusión política muy profunda en la UE”, señaló.

    Relacionó estrechamente la seguridad interior con la exterior, añadiendo que “la paz en nuestra vecindad nos da seguridad en nuestros países. Tenemos que tener claro cómo hacemos para dar seguridad fuera y así tenerla dentro. No se trata de gasta más, que también, sino de gastar mejor, gastar europeamente, no país por país”, y señaló que Rusia gasta en Defensa y Seguridad cuatro veces menos que todos los países de la UE juntos, aunque aquel parece ser más relevante en la escena mundial.




  • Save the children