Sábado, 21 de Julio de 2018

Formulario de búsqueda

    Tiros al aire de la policía en La Línea cuando más de 200 vecinos evitan la detención de un narco

  • El vehículo intervenido
    Noticias Gibraltar

    La agresividad en La Línea, de quienes tratan de quebrantar la ley no tiene límites. Un grupo de más de 200 vecinos del barrio linense de San Bernardo evitaron, en la noche de este pasado domingo, la detención de un presunto narcotraficante por parte de agentes del Cuerpo Nacional de Policía que habían emprendido una persecución contra él tras sorprenderle conduciendo un vehículo cargado de hachís. El conductor huyó del lugar tras ser apoyado por un nutrido grupo de personas que increparon la actuación de los agentes, los cuales ante la gravedad y violencia ejercida contra ellos tuvieron que hacer varios disparos al aire.

    La intervención se inició sobre las 22:30 horas del pasado domingo, cuando un indicativo de los Grupos de Atención al Ciudadano observaron que un vehículo que circulaba por la calle Canarias tenía la parte trasera muy baja, como si llevara algo muy pesado en su interior. Debido a las sospechas, al ser un tipo de coche que suelen utilizar las bandas que se dedican al narcotráfico, los policías se dirigieron hacia el vehículo para darle el alto y comprobar la carga que llevaba. El conductor, al percatarse de la presencia policial, emprendió la huida dando lugar a una persecución que se desarrolló por distintas calles de la ciudad y colisionando con varios vehículos que estaban estacionados.

    Finalmente, el sospechoso abandonó el vehículo en la calle Ubrique, emprendiendo la huida a pie. Fue en ese momento cuando los agentes le persiguieron igualmente corriendo, finalizando la persecución tras introducirse el identificado en el interior de una vivienda. Los agentes tuvieron que realizar varios disparos ante la avalancha de los más de 200 vecinos congregados en el lugar, que intentaron  agredir a los tres agentes que intervinieron para que no detuvieran al huido.

    En el vehículo recuperado se encontraba en su interior un total de 510 kilos de hachís repartidos en varios fardos. La investigación continúa abierta para tratar de localizar al conductor del vehículo.