Miércoles, 15 de Agosto de 2018

Formulario de búsqueda

    El Tribunal de Apelaciones confirma que Picardo informó erróneamente en el Parlamento sobre la Ley de Vivienda de 2013

  • Fabian Picardo, ministro principal de Gibraltar
    Noticias Gibraltar

    Una sentencia del Tribunal de Apelaciones ha confirmado algo que el GSD viene denunciando en reiteradas ocasiones y es que el ministro principal Fabian Picardo informó erróneamente al Parlamento en un debate que condujo a la aprobación de la Ley de Vivienda (Enmienda) de 2013 que, según el tribunal, interfiere con los derechos constitucionales.

    Esta ley extendió el régimen de control de alquileres a un número más amplio pero limitando el de inquilinos. Redujo las rentas de estos pocos inquilinos de 500 libras a entre 100 y 150 libras por mes, una reducción de aproximadamente el 70%.

    La sentencia encuentra que, en el debate parlamentario, Picardo cometió varios errores. En primer lugar señaló que ciertas disposiciones "deberían haber sido derogadas porque eran superfluas", lo que contradecía una conclusión anterior del TS.

    Además no explicó los motivos por los que se promovía el cambio en la ley contenida en la enmienda y tampoco dijo el motivo por el que deseaba eliminar la diferencia entre las propiedades construidas entre 1945 y 1959.

    No son los únicos argumentos a los que alude el tribunal y que ha hecho público el partido de la oposición, GSD. “No aclaró el motivo por el que, según el gobierno, la enmienda iba en benefició de la ciudadanía. Tampoco fue exacto en su exposición al implicar al Parlamento señalando que la citada enmienda “arreglaría las cosas”. Por último, no explicó qué política social se contenía en el documento.

    El GSD reconoce que apoyó ese cambio en la ley en base a las explicaciones de Picardo y ahora, subrayan, “resulta que estos fueron inexactos, no llegaron a aclaraciones y carecieron de suficiente debate.”

    El GSD reconoce que Paul Balban, un inquilino afectado y luego ministro de Vivienda, dice que no participó en ninguna decisión que implique este cambio y que voluntariamente no tomó la renta reducida.

    Si bien el Sr. Paul Balban parece no haber tratado de beneficiarse de esta medida, cuestiona por qué el Gobierno pensó que era prudente proceder cuando podría exponerse a las mismas críticas que el Tribunal de Apelación ha formulado ahora, en el sentido de que "es preocupante que una de las personas que podría haberse beneficiado de esta ganancia inesperada fuese el ministro de Vivienda".