Lunes, 18 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Hasta diciembre de 2020

    La UE acorta la transición del Brexit y presiona a Londres para que llegue a un acuerdo sobre Gibraltar

  • Paso peatonal por la verja
    Noticias Gibraltar

    Aunque el Reino Unido había pedido dos años de transición tras el Brexit, el negociador jefe de la Unión Europea (UE) ha anunciado que este período debe ser “limitado” y que “final de año de 2020 parece un punto final natural”, mientras Bruselas presiona a Londres para llegar a un acuerdo con España si quiere incluir a Gibraltar en las negociaciones de ese período transitorio.

     

    Michel Barnier ha hecho estas declaraciones hoy mismo en Bruselas, ha insistido en que la transición debe ser “corta y específica” y que no será una “transición a la carta” sino que todas las normas de la UE, nuevas o antiguas, se seguirán aplicando en el Reino Unido durante ese tiempo, pero la toma de decisiones en Bruselas será ya sin participación de la representación británica.

     

    Esto significa, a efectos prácticos, que la UE "seguirá aplicando al Reino Unido todas sus leyes y reglamentos, incluida la autoridad del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y la libertad de circulación de trabajadores europeos", como se ha encargado de recordar Barnier.

     

    Por otra parte, cuando queden cerradas las condiciones del período de transición –algo que se espera para marzo de 2018—se comenzará a discutir el marco de la relación comercial futura, pero las negociaciones comerciales formales no comenzarán hasta que el Reino Unido abandone definitivamente la Unión Europea, en marzo de 2019, de manera que la prórroga para el futuro acuerdo bilateral será hasta el 31 de diciembre de 2020.

     

    Estos tres meses menos son importantes ya que no sólo deberán haber llegado a un acuerdo de futuro Londres y Bruselas, sino que también deberán haberlo hecho Londres y Madrid en todo aquello que afecte a Gibraltar, según las directrices negociadoras impuestas por la Unión Europea y que han sido confirmadas recientemente.

     

    De hecho, Bruselas presiona a Londres para que alcance un pacto con España respecto a Gibraltar, de manera que no perjudique el acuerdo de salida y el período de transición y, según el “Financial Times”, la Comisión europea hará pública la exigencia de esta condición también para el período de transición si Reino Unido quisiera incluir al Peñón en cualquier negociación. “The Guardian” también ha anunciado un pronunciamiento de apoyo comunitario a España en la cuestión de Gibraltar.

     

    Por otra parte, Michel Barnier ha adelantado que el modelo comercial futuro que parece interesar al Reino Unido sería similar al que la UE tiene con Canadá (CETA), vistas las “líneas rojas” de Londres. Pero Theresa May ha dicho que el Reino Unido quiere "un acuerdo considerablemente más ambicioso que el firmado entre la UE y Canadá", que ocupó siete años de negociación.