Sábado, 21 de Julio de 2018

Formulario de búsqueda

    Varapalo a May en los Lores

    Unión Europea y Reino Unido inician las conversaciones para la relación después del brexit

  • Reino Unido y Unión Europea continúan sus conversaciones para el brexit
    Noticias Gibraltar

    La Unión Europea y el Reino Unido han mantenido las primeras conversaciones sobre la relación que se establecerá entre ambas partes cuando Londres haya abandonado el club comunitario. Bruselas, de momento, se ha limitado a presentar al equipo negociador británico las directrices aprobadas en la cumbre de marzo por los jefes de Estado y de Gobierno de los veintisiete países que permanecerán en la Unión tras el brexit.

    En ellas, los mandatarios indicaban su disposición a iniciar el trabajo sobre un acuerdo de libre comercio "equilibrado, ambicioso y de amplio alcance, en la medida en que haya garantías suficientes" sobre la igualdad de condiciones. Precisaban que ese tratado se finalizará cuando el Reino Unido no sea ya un Estado miembro de la Unión y subrayaban que el pacto comercial no puede ni ofrecer los mismos beneficios que la pertenencia a la UE ni equivaler a la participación en el mercado único o en partes de él.

    Los Veintisiete también reiteraban en ese texto su intención de tener una asociación "tan cercana como sea posible" con el Reino Unido en el futuro y expresaban su deseo de que cubra áreas adicionales al comercio y la economía, sobre todo, la lucha contra el terrorismo y el crimen internacional, la seguridad, la Defensa y la política exterior.

    Derrota de May en el Parlamento

    La cámara de los Lores, por otro lado, infligió una embarazosa derrota a la primera ministra británica, Theresa May, al aprobar una enmienda que cuestiona su voluntad de dejar la unión aduanera, durante el examen del proyecto de ley sobre el brexit. La enmienda, apoyada por miembros de la mayoría, de la oposición laborista y del centro fue aprobada por la cámara alta del parlamento con 348 votos a favor y 225 en contra.

    En concreto, inscribe en el proyecto de ley la posibilidad de que Reino Unido siga en la unión aduanera, mientras que el gobierno conservador de May se comprometió a dejar el mercado único y la unión aduanera para poder controlar la inmigración y poder negociar con el resto de países de forma independiente.

    “Estamos decepcionados”, reaccionó el ministerio del Brexit en un comunicado, destacando que la opinión del gobierno seguía siendo “muy clara”: “dejamos la unión aduanera y estableceremos un nuevo y ambicioso acuerdo aduanero con la UE, forjando nuevas relaciones con nuestros socios de todo el mundo”.

    Además, los lores (pro-UE en su mayoría) debían contestar que el gobierno pueda recurrir a los “poderes de Enrique VIII”, una disposición que permite modificar una ley sin el pleno control del Parlamento, y también se podría estudiar la posibilidad de modificar la hora del brexit, fijada el 29 de marzo de 2019.