Miércoles, 15 de Agosto de 2018

Formulario de búsqueda

    Verdemar denuncia las actuaciones de la Autoridad Portuaria en la duna de Guadarranque

  • En Cosas,
    Imagen de la duna en la que se observan las huellas de maquinaria pesada
    Noticias Gibraltar

    El grupo ecologista Verdemar ha denunciado, a través de un comunicado, el “grave impacto” que las actuaciones de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras está teniendo sobre la duna de Guadarranque, todo ello “con el consentimiento y complicidad del Ayuntamiento de San Roque”.  

    Según los ecologistas, “maquinaria pesada y máquinas para el desarenado están deteriorando gravemente las dunas de la zona. Además, advierten del impacto que tiene sobre la flora y su afección a la fauna, “principalmente avícola”.

    Señalan en su comunicado que estas tareas comenzaron el martes “por la zona del relieve dunar, curiosamente justo donde voluntarios de Verdemar y vecinos realizaron una repoblación de barrón y otras especies endémicas propias de ese ecosistema. Parte de la maquinaria, alguna de Emadesa, justo después pasan por la misma zona, por lo que el impacto es doble y más dañino”.

    Los ecologistas creen que hay “carriles habilitados” y otros lugares por donde pasar, y consideran que “la falta de personal técnico, tanto de la Junta como de Costas y del propio Ayuntamiento, hacen que voluntarios de Verdemar y vecinos comprometidos con su entorno natural sean los que estén supervisando e intentando corregir el desastre que se está produciendo”.

    Recuerdan que, en su opinión, hace ya varios años que se observa una “falta de consideración por parte de la APBA, Ayuntamiento y algunos desaprensivos sobre un enclave único y sensible, donde la mayoría de los vecinos prefiere conservar. Verdemar sospecha que la falta de un estudio de impacto ambiental viene “acompañado” de los trabajos, algo inaudito pero no sorprendente desde las administraciones competentes”.

    Añaden que las “consecuencias del movimiento de áridos, además de las ya señaladas, son un deterioro a consecuencia de los socavones que se producen al extraer grandes cantidades de arena. Estos socavones hacen que se pierda estabilidad en el litoral y caigan, con el consecuente deterioro y la pérdida del rebalaje.”

    Verdemar pide la “paralización inmediata de los trabajos y que se corrijan los métodos y formas con que se están llevando las malas formas sobre las dunas. La mala praxis en las tareas de movimiento de arena no se deben a los trabajadores, ellos tiene la misión de manejar las máquinas según los criterios de los técnicos y supervisores. Además sería altamente recomendada la formación y adecuación del personal a las tareas que se les asignen”.