Viernes, 14 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

El Albarracín espera las medidas para la regularización de sus viviendas

  • Algunas construcciones en El Albarracín
    Algunas construcciones en El Albarracín
    Noticias

    Los vecinos del Albarracín están a la espera de los resultados del reciente decreto del gobierno andaluz para la regularización de viviendas construidas en suelo no urbanizable. El decreto ley de Medidas Urgentes para la Adecuación Ambiental y Territorial de las Edificaciones Irregulares pretende llevar a la legalidad a más de 300.000 viviendas en toda Andalucía, pero la información hasta el momento es escasa, en opinión de propietarios afectados en el término de San Roque.

    El Albarracín, una zona rústica del municipio, concentra cerca de doscientas parcelas en su mayor parte construidas. Lo que comenzó siendo un núcleo de casas aislados, y fuera de control municipal, se ha convertido en una zona de residencia permanente de muchas familias. En la actualidad, se desconoce de manera exacta el número de viviendas, pero hoy son varios centenares de edificaciones consolidadas, en ocasiones, agrupadas en parcelas concretas. Y no para de crecer.

    Aunque el abastecimiento de energía eléctrica es un hecho, el de agua proviene de pozos, y se carece de alcantarillado, debiéndose utilizar fosas sépticas. Este hecho fue denunciado en su momento por los ecologistas, ya que se teme por la contaminación de los manantiales subterráneos. Aspecto en el que coincide el decreto de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio que alude a “cuestiones de salubridad, con la creciente contaminación de los acuíferos, de seguridad o de enganches ilegales de energía, entre otros”.





    Cada grupo de viviendas se organiza a su forma. En muchas ocasiones, aunque se cuenta con terreno suficiente, los caminos habilitados por los propietarios no guardan la anchura necesaria para la circulación normal de vehículos, apurando hasta el límite el levantamiento de cercos y muros.

    De cara a regularizar la situación, serán los propietarios los que habrán de solicitar acogerse a la misma. Tendrán que hacerlo a través de los ayuntamientos, que habrán de dotar a las zonas afectadas de los equipamientos propios de cualquier territorio ordenado. Para ello se utilizará la figura de los planes especiales, incluso antes de que sean aprobados los planes generales de ordenación urbana que, caso de San Roque, lleva largos años sin la aprobación definitiva del PGOU.

    No obstante, los propietarios están obligados a asumir las cargas urbanísticas, pues poner al día la totalidad de estas edificaciones, costaría muchos millones de euros.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas