Viernes, 28 de Enero de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Dolor e indignación en el entierro de la mujer asesinada en San Roque

  • El féretro marchando por una de las calles. Foto: NG
    El féretro marchando por una de las calles. Foto: NG
    Noticias

    Nuevamente el pueblo sanroqueño ha querido demostrar su afecto a la familia de María Isabel, asesinada el domingo presuntamente por su expareja. Numerosos vecinos han despedido esta tarde a quien era una persona apreciada por todos y que ha visto su vida cercenada violentamente.

    El vehículo que portaba los restos mortales de la chica estuvo precedido por un patrullero de la Policía Local, conducido por una agente. Representaciones de la Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil también se sumaron al cortejo que desde la calle Rubín de Celis desembocó en la Plaza de la Iglesia, en un doloroso e indignado silencio.

    Allí esperaba el alcalde Juan Carlos Ruiz Boix y miembros de la Corporación. Para entonces la iglesia Santa María la Coronada, donde ha tenido lugar la misa de funeral, se encontraba llena de asistentes. Muchos siguieron el oficio religioso desde el espacioso atrio.





    José Manuel Sánchez Cote, párroco y sacerdote oficiante, aludió a la “muerte inesperada y trágica” de María Isabel, y el “abatimiento que ha causado a todos”.

    Las muestras de dolor han sido constantes y el silencio se ha visto roto en tres ocasiones. La primera cuando el cortejo fúnebre llegó a Cuatro Vientos y el féretro pasó del vehículo que lo llevaba a hombros de varios ciudadanos. Posteriormente, cuando se efectuaba la sepultura, en el patio segundo del cementerio municipal de San Miguel. Muchos asistentes no han podido reprimir sus lágrimas.

    El rechazo al acto criminal llevó el mismo domingo por la tarde a una concentración en la Alameda Alfonso XI, que rompió todas las previsiones, dado el numeroso número de personas asistentes.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas