Sábado, 4 de Julio de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

Fersan, el valor de un negocio cercano y profesional en San Roque

  • Ha destacado en el tiempo más duro de la pandemia

    Ferretería-droguería Fersan, en una imagen reciente
    Ferretería-droguería Fersan, en una imagen reciente
    Noticias

    Cubriendo las necesidades de muchos usuarios de San Roque, la ferretería-droguería Fersan -cumpliendo con lo establecido en el decreto de estado de alarma-, ha venido atendiendo la demanda de productos de limpieza que, en circunstancias como las actuales, son cada vez más necesarios. Ahora, en plena desescalada, continúa con total actividad.

    Este negocio no es nuevo y es un ejemplo de iniciativa de pequeños empresarios de la localidad. En octubre de 1989 Daniel Sánchez Márquez, con la imprescindible ayuda de su esposa Araceli Trujillano Saborido, se hicieron cargo de este establecimiento al adquirir el traspaso del entonces existente, también de otros dos empresarios muy conocidos, los hermanos Vázquez Castillo.

    El local siempre estuvo en la céntrica calle General Lacy, aunque en puntos distintos. El emplazamiento actual data de 2002, donde se hallaban las oficinas de la desaparecida Caja de Ahorros de Cádiz.





    Hoy el negocio es un referente en la comarca y a la jubilación de su titular le ha sucedido en la dirección su hijo Daniel Sánchez Trujillano, quien manifestó a este medio que “la situación creada por la pandemia supuso un reto para todos nosotros. Hemos procurado atender como siempre lo hacemos a todos nuestros clientes, intentando que no faltara de nada. Creo que lo hemos hecho con profesionalidad y cercanía a todos los vecinos en un momento tan delicado”. 

    El joven emprendedor quiso destacar el trabajo de todos los que forman parte de esta pequeña empresa y, cuando ya va mejorando la situación, “siguen trabajando con la misma entrega de siempre”. Al mismo tiempo, agradeció la confianza de todos los clientes, tanto vecinos como  instituciones y empresas

    Cuatro son los puestos de trabajo creados y mantenidos en las duras condiciones en las que se desenvuelve el pequeño comercio de la localidad, que no sólo debe competir con el de otras localidades de la comarca de mayor tradición comercial o la dispersión de actividades del mismo tenor en diferentes núcleos del municipio, sino con el impacto de las grandes superficies.    

    Contra todos esos inconvenientes Fersan ha logrado ser un establecimiento reconocido popularmente, gracias al prestigio alcanzado tanto por su servicio como por sus largos años de experiencia.